NOSOTRA

domingo, 22 de abril de 2007

LAS MUJERES EN LA TARIKA MEULEVIS



Foto: Silvana Girbés

Las Mujeres en la Tariqa Mevlevi
Camille Adams Helminski

Traducido al español por Patzia Gally

DESDE EL AMANECER de la conciencia, los seres humanos –hombres y mujeres—han transitado por el camino de la unión con la Fuente del Ser. Aunque en este mundo de dualidad podemos encontrarnos bajo formas diferentes, en última instancia no hay hombres ni mujeres, sólo hay Ser. Esta verdad siempre ha sido reconocida dentro de la Tariqa Mevlevi, la rama Mevlevi del Camino Sufi.

En la familia de Mevlana Yalal al-din Rumi, la belleza espiritual y la sabiduría de las mujeres han sido tradicionalmente reconocidas, se les ha honrado y están invitadas a participar en todos los aspectos del camino espiritual. La familia de Rumi tuvo, también, una larga trayectoria en la que reconoció la sabiduría y belleza espiritual de las mujeres. Su abuela, princesa de Jorasán, fue la primera que encendió la chispa de la búsqueda en Bajauddin Veled, el padre de Rumi. Bajo su cuidado y tutela, (el padre de Bajauddin murió cuando este tenía dos años) él se convirtió en el “Sultán de los gnósticos” y en una luz espiritual de su era. Mu’mine Hatún, la madre de Rumi, fue una santa y una mujer muy devota a la que Rumi quiso mucho. Mu’mine Hatún era la hija de Rukhneddin, el gobernador de Balj en lo que ahora es Afganistán.

Al acercarse la amenaza mogol a Balj, cuando Mevlana tenía aproximadamente siete años, su padres, su madre, su hermano mayor y él decidieron inmigrar, junto con varios estudiantes leales. Su hermana Fatima Hatún, que ya se había casado, decidió quedarse en su tierra natal. Fátima Hatún fue considerada una de las mujeres más sabias de su época y a menudo se la consultaba sobre asuntos legales.

La caravana compuesta por parientes y amistades viajó a la Meca y a Damasco, después de algunos años de peregrinaje, se establecieron durante siete años en Larende o Karamán. Bajauddin Veled recibió una invitación del Sultán Alaedín Kaykubad para establecerse en Konya con su familia, y tener un centro de enseñanza. Cuando estaban preparando la mudanza, Mu’mine Hatún falleció. Su tumba está en Karamán y es un centro de peregrinaje para muchas de las mujeres de Anatolia. En su libro Anadolu Evliyari Santos de Anatolia), Nezihe Araz describe su encuentro con Mu’mine:

“{Mu’mine Hatún} era una creyente; su rostro y su moral era de una gran belleza. Cuando se miraba en los espejos, estos decían: ‘Quisiéramos poder mostrar una falla en ella, ¡pero no tiene ninguna!’

La tumba de Mu’mine Sultán es visitada por muchos peregrinos. Casi todas las mujeres en Anatolia la han visitado. La mayor parte de sus visitantes son mujeres que, al llegar a su presencia, bajan la cabeza y le piden ayuda…

También llegué a su presencia y había mucho que quería decirle. Había ensayado mentalmente todo lo que deseaba pedirle. ¡Pero tan pronto como entré a su tumba, mi mente quedó en blanco! No podía ni hablar, ni extender la mano; estaba sobrecogida por la presencia conmovedora de esta madre sagrada, una madre que había dado tanto amor al mundo.”

Mu’mine Hatún fue enterrada poco después de la boda entre Mevlana y Gevher Hatún, la hija de uno de los discípulos más cercanos de Bajauddin, Shefereddin Lala. Gevher Hatún había crecido escuchando las pláticas de Bajauddin, junto con Mevlana. Esta mujer hermosa, que tenía el acorazón de un ángel, fue la madre de Sultán Veled, al que posteriormente Shams-i Tabriz, el amigo de Mevlana, confirió muchos secretos. 

En sus Conversaciones (Maqalat), Shams mismo enfatiza –para aquellos que pudieran olvidarlo-- la capacidad de las mujeres para “morir antes de la muerte,” y para entrar a la Unidad con su Sustentador.

Después de la muerte de su querida esposa Gevher Hatún, Mevlana se casó con Kira Hatún, la hija viuda de Izzaddin Alí. Kira Hatún había tenido un entrenamiento místico y tenía dones espirituales. Era conocida por los milagros que sucedían en su entorno y muchos nobles y señoras de Konya fueron sus discípulos. Kira Hatún y Mevlana tuvieron un hijo y una hija, Melike Hatún, a Rumi. Esta última destacó por su espíritu puro.

Un día, un grupo de mujeres pasaron frente a Kamil de Tabriz, quien exclamó: “En medio de estas mujeres, hay una luz deslumbrante. Esa claridad ha de proceder de la mina de luces del Maestro.”

Indagó acerca de esta luz brillante y descubrió que era Melike Hatún, la hija de Yalal al-din.
Kamil de Tabriz la invitó a su casa donde le mostró su respeto y le brindó su hospitalidad.

Aflaki, en su Menaqib al-Arifin, describe a Fatima Hatún, la joven quien se casó Sultán Veled:

“Los amigos nos contaron que cuando Sultán Veled llegó a la pubertad, nuestro Maestro concertó su matrimonio con Fátima Hatún, la hija del Sheij Calaheddin. Mevlana mismo le enseñó a leer y a escribir y pasó mucho tiempo con ella debido a la gran estima en que la tenía.

Un día él dijo: ‘Fatima Hatún (Quiera Dios estar complacido con ella y con su padre) es mi ojo derecho y su hermana, Hediyye Hatún es mo ojo izquierdo. Las mujeres honorables que me visitan vienen con un velo parcial, con la excepción de Fátima y de su hermana que vienen sin velo.’”

Acerce de Latife Hatún, que era su consuegra, Mevlana dijo: “Latife Hatún personifica la Gracia de Dios, que Dios santifique su alma.”

Un día, nuestro Maestro comentó a sus compañeros: “Cuando Fátima Hatún se casó con nuestro Bajauddin (Sultán Veled), se regocijaron los ángeles y las houries del Paraíso, tocaron sus tambores y cantaron juntos un himno de alabanza.” Mevlana les compuso el siguiente poema para su noche de bodas:
Benditas sean estas bodas y las fiestas
que Dios ha ordenado para nosotros en este mundo.
Nuestros corazones están abiertos y unidos con almas afines,
nuestras preocupaciones han desaparecido
gracias a la bondad de nuestro Sustentador.

Fátima realizó muchos milagros, tanto en el mundo interno como en el externo. Continuamente ayunaba durante el día y se mantenía en vigilia durante la noche. Cuando tomaba alimentos, lo hacía sólo una vez al día y en pequeña cantidad. Daba alimentos a los pobres, a los huérfanos y a las viudas, y repartía ropa y regalos a las personas necesitadas. Hizo una regla para sí misma, de hablar lo menos posible.

Fátima tenía la habilidad de ver las formas misteriosas de los seres espirituales del cielo, y las mostraba a aquellas amigas que podían ser capaces de tener esta experiencia: a Gurdyi Hatún, a Koumadj Hatún y a la hija del Parvana de Toqat; también podía leer los pensamientos de las personas. En su juventud, ella era como la leche pura del Paraíso (Qur’an 47: 16); y no toleraba estar separada de Mevlana ni por un momento. Fátima aprendió muchos secretos de sus pláticas. Para alcanzar la santidad, la disciplina interna y un alma pura y casta, ella estudió con este gran maestro y se convirtió en una alumna aventajada.

Entre las mujeres del círculo de Mevlana, había otra luz brillante, una querida amiga y una de sus alumnas principales, Fahranissa. Tiene su propio maqam en las afueras de la parte antigua de Konya. Su tumba está junto al Chai-baci Cadessi (La calle del jardín del te) cerca del cementerio en donde se encuentra enterrado Suleyman Hayati Dedé, el último sheij Mevlevi de Konya. Una pequeña mezquita construida en su nombre invita a los caminantes a tomarse un momento y orar ahí.
Aflaki nos cuenta lo siguiente acerca de ella:
“Nuestros Amigos y hermanos derviches nos contaron la siguiente historia acerca de Fahranissa, un ser santo y perfecto a la que se conoció como ‘el orgullo de las mujeres’ (Quiera Dios estar complacido con ella). Vivía en Konya al mismo tiempo que Mevlana, y era conocida como la Rabi’a de su época. Era venerada y apreciada por los filósofos y los maestros de Sabiduría, así como por los dirigentes de la comunidad. Era una mujer devota, piadosa y sincera y podía realizar grandes milagros. Fahranissa se deleitaba cuando podía estar en presencia del Maestro, y él apreciaba su compañía.

Hubo un momento en que sus discípulos le sugirieron que hiciera el peregrinaje a la Meca, y esto coincidía con la guía interna que ella había recibido sobre este pilar del Islam.

“Primero necesito consultar al Maestro,” dijo ella,” no puedo ir sin su permiso. Haré lo que él me diga.”

Fahranissa fue a visitar a Mevlana quien le dijo: “Es una magnífica intención. Todas las bendiciones para tu viaje, espero que estemos en contacto.”

Fahranissa no dijo palabra, sólo inclinó su cabeza. Sus amigos y alumnos estuvieron confusos con su reacción y se preguntaban qué había pasado durante la reunión. Esa noche, Fahranissa se quedó hasta muy tarde en una plática con Mevlana. Después de medianoche, Mevlana subió a la terraza del techo a rezar. Cuando hubo terminado sus devociones nocturnas, comenzó a gritar, llamando a Fahranissa y pidiendo que subiera al techo.

“Mira,” le dijo cuando llegó, señalando al cielo, “ahí está tu destino.” Para el asombro de Fahranissa, vio que la Cava giraba alrededor de la cabeza de Mevlana, como un derviche en su danza sagrada. Esta imagen era claramente visible y Fahranissa se quedó sin aire al entrar en un éxtasis confuso.

Poco después, Fahranissa inclinó su cabeza ante Mevlana y le dijo que ya no le parecía que hacer el peregrinaje era una buena idea, y le gustaría soltar el viaje. Mevlana respondió con el siguiente gazal:
La Kaaba gira como un derviche
alrededor de la morada de sólo un ídolo.

Oh Señor, ¿quién puede ser éste,
tan distraído y con una añoranza tan grande?
En comparación con ella,
la luna es como un plato roto,
y su dulzura hace que las flores
se llenen de vergüenza.
Todos los Maestros del Camino,
al igual que los ángeles fieles,
se inclinan ante ella diciendo:
“Oh tú que eres Adorada,
por el amor de Dios,
ten misericordia de nosotros.”
Las miles de criaturas del mar
son las nácares que contienen
la perla de este Amor;
sus pensamientos elevados
revelan Honor y Gloria…
Ella es su paraíso, su placer infinito.
En su luz abundante,
un suspiro de adoración
es como un verso entero del Qur’an.
Escucha esta historia
y se consciente de que uno de los
pequeñísimos átomos del sol
ha hecho amistad con un ídolo.
Oh tú, que eres el Shams de Tabriz
de la Compasión y Misericordia,
un sol que concede mil bendiciones;
tus palabras son como un jarro de vino
—bebámoslo eternamente.

Durante la década de los ochentas, cuando la ciudad de Konya requirió mover la tumba de Fahranissa por obras de modernización de calles, le pidieron a Suleyman Hayati Dedé, que entonces era el sheij de Konya, que estuviera presente durante la exhumación. Nos contó como, cuando abrieron el sarcófago, su cuerpo estaba intacto y el ambiente quedó perfumando con la fragancia de rosas.
Nizám Hatún, amiga íntima de Fahranissa era otra mujer santa y tenía el deseo de patrocinar una ceremonia de Sema para Mevlana y sus amistades. Nizám Hatún era pobre, y lo único que tenía de valor era un velo de Bursa que había estado guardando para usar como sudario. Sin embargo, le pidió a su sirvienta que lo vendiera la siguiente mañana para ofrecer un sema. La mañana siguiente, Mevlana fue a su casa y le dijo: “Nizam Hatún, no vendas tu velo porque te será útil. ¡Mira, hemos venido para tu Sema!” Mevlana y sus discípulos hicieron una ceremonia de Sema en casa de Nizám Hatún que duró tres días y tres noches.

Otra mujer contemporánea de Mevlana, que ha sido muy amada, fue Tavus Hatún, la “Señora del Pavo Real.” Nezihe Araz, en su libro – Anadolu Evliyalari—cuenta la siguiente historia acerca de esta bella mujer que había oído hablar acerca de Mevlana y decidió viajar –como tantas otras—de Bujara, Samarcanda, Shiraz y otras ciudades de Asia Central, para estar en la cercanía del Maestro, y se quedó en Konya.

Tavus Hatún construyó su casa en una colina llamada Gul-lu (Rosa) en los viñedos de las cercanías de Konya. Esta colina era como un paraíso con sus rosas y jacintos.

Un día, los amantes de Mevlana regresaban al amanecer de una ceremonia de sema en los viñedos de Meram, y escucharon la música de un instrumento de cuerdas. El sonido del instrumento invitaban al despertar de las almas. El éxtasis que provocó en los amantes desvaneció su cansancio, y clamaron llamando al Amigo. La ceremonia espontánea del sema duró en tanto que siguió la música en la colina.

A partir de ese día, los amantes de Mevlana siempre pasaban por esa colina. Cada mañana, al salir el sol, sus almas despertaban con el sonido del instrumento de esa bella mujer; y Mevlana y sus amigos bañaban sus almas en el dulce sonido en medio de las rosas y los jacintos de Konya.

Un amanecer, los amantes de Mevlana esperaron al pie de la colina a que comenzara la música, pero esta no llegaba. Se preocuparon y pidieron instrucciones a Mevlana. Cuando el sol ya había salido, Mevlana pidió a uno de sus discípulos más jóvenes que fuera a casa de Tavus Hatún y se asomara; este sólo encontró unas plumas tibias de pavo real en medio de la casa.

Cuando le contaron lo anterior a Mevlana, ordenó que se le construyera una pequeña tumba (turbe). En Konya, se ha convertido en una tradición que personas que tienen parientes con tuberculosis acudan a esta pequeña tumba al amanecer y pidan la intercesión de Tavus Hatún (La dama del pavo real) para su salud.
A lo largo de los siglos, muchas mujeres han seguido la vía del Sufismo abierta por Mevlana Yalal al-din Rumi. Las nietas de Mevlana (hijas de Sultán Veled), Mutahare-Hatún y Sharif-Hatún se distinguieron por su santidad, y muchas de las mujeres en las cercanías de Konya pidieron su guía y se convirtieron en discípulas suyas. Mevlana les decía de cariño “Abide” (la que adora) y “Arife” (la que tiene conocimiento místico). Otra maestra sufi importante en su época fue Devret HAtún, la hija del Diván-i Chelebi, esposa del Sultán Bayazid I, y madre del siguiente sultán, Mehmet Chelebi. Su tumba está en Bursa, Turquía.

La biznieta de Diván-I Mehmet Chelebi, Destina Hatún, (hija de Shah Mehmet Chelebi) fue nombrada sheija de la Tekia Mevlevi Kara Hisar. Destina Hatún usaba la kirka (manto) y el sikke (sombrero) tradicionales y giraba junto con los hombres durante la ceremonia del sema. A su muerte, Kutchuk Mehmet Chekebi tomó el liderazgo; pero cuando él murió, el poste pasó –no a su hijo—sino a su hija Gunesh Hatún, que había alcanzado un mayor logro espiritual. Cada una de estas mujeres tuvo la responsabilidad de enseñar tanto a hombres como a mujeres en el camino Sufi, al igual que Arife-Hashnika Hanim de Konya que fue Sheija de Tokat, tanto para hombres como para mujeres.

La tariqa Mevlevi se ha distinguido por su énfasis en la belleza y refinamiento de las artes, así como del arte de vivir de un verdadero ser humano. Muchos de los músicos otomanos más influyentes, así como compositores, calígrafos y otros artistas visuales han sido mevlevis, y muchos de estos eran mujeres.

El Chelebi pasado, Dr. Celaleddin Chelebi, que murió en 1996, nos decía que los cien compositores turcos más importantes eran mevlevis. Dilhayat Califa era músico Mevlevi que tocaba el tanbur, y que vivió en la primera parte de los 1700, ella escribió numerosas canciones sagradas. Layla Saz, que vivió durante los últimos años de los 1800 era otra brillante compositora Mevlevi y músico que descansa en el cementerio de la Mevlevihanesi Galata.

Las mujeres siempre han participado en el sema, la ceremonia mísitca Mevlevi del giro. Durante los primeros años de la orden Mevlevi, los hombres y las mujeres rezaban, compartían sohbet (conversación espiritual) y giraban juntos. Con el paso de los siglos, fueron segregando estas actividades.

En el verano de 1991, durante una visita a Turquía, preguntamos al Chelebi que entonces presidía la Orden mevlevi, el Dr. Celaleddin Chelebi si era en verdad apropiado que hombres y mujeres hicieran el giro juntos durante la ceremonia del Sema. La Orden no había dado un permiso formal para estas ceremonias mixtas. Nuestro amado Chelebi, Celaleddin Bakir Chelebi consideró esta pregunta profunda y sinceramente. Como nuestro círculo de la Sociedad Threshold había estado practicando el Sema en un grupo mixto desde la década de los setentas, bajo la guía de Suleyman Hayati Dedé, nuestro Chelebi solicitó a todos los miembros de nuestro círculo que le escribieran contándole sus experiencias de participar en una ceremonia de Sema mixta.

Chelebi nos dijo: “No creo que nadie tiene el derecho a hacer diferencias entre hombres y mujeres, puesto que Dios ha dado a ambos el derecho a existir y a continuar la raza humana. Estamos obligados a darle a las mujeres los mismos derechos como criaturas de Dios.”

“… todos tenemos una gran responsabilidad en torno a las mujeres en un sema mixto, porque esto será una regla una vez que se de el permiso. Cualquier persona que desee ser un semazen necesita un código ético claro. ¿Cómo esperan practicar si no sientan las reglas para que esto pueda darse? ¿Pueden ustedes garantizar el mismo grado de madurez para todos los grupos que existan en el mundo, o que serán formados en un futuro? Es por ello que necesitamos clarificar ciertas bases al inicio, para que la belleza y la esencia del sema sea preservada en un futuro, y sea vista por todos como el amor puro que fue en un inicio.”
Algunas semanas después recibimos la siguiente carta del Dr. Chelebi:

11-11-1991

Querido Helminski:
Recibí el santo mensaje que estaba esperando de Hazrati Mevlana:
"¿Durante cuánto tiempo permanecerán pacientemente en la tierra
estos corazones puros y limpio?
Vayan todos juntos, salten, exploten, salgan de las tumbas;
un don de fuerzas les llegan como ayuda."
Pueden hacer una ceremonia mixta cada 30 de septiembre y 17 de diciembre en público.
Con los mejores deseos para todos,
El sirviente de Mevlana y de sus seguidores,
El Chelebi, Celaleddin

Nota: El permiso de guía que les otorgó Suleyman Dedé fue con mi aprobación. En todo momento soy el responsable moral de todo aquello que les concierne a ustedes y a sus seguidores. Hoy me siento obligado a recordarles que hay una regla que fue seguida de manera respetuosa por todos los derviches en las tekkes: la reunión inicia con una conversación y discusión (sohbet), seguida por una oración, seguida --a su vez-- por un zikr (únicamente el nombre de Dios), luego el Sema e inmediatamente después del Sema permanecen a solas en una celda o en una habitación meditando tanto como lo permitan las obligaciones sociales de la persona participante.

Si Dios lo permite, se abre una nueva era para compartir la espiritualidad entre hombres y mujeres, con pureza, paciencia y apoyo mutuo mientras giramos con devoción firme y confiada a Aquel que nos gira a todos. Como el sheij, o sheija reza en un momento dado de la ceremonia del giro:

“Que Al-lah les conceda una salud completa.
Oh viajeros en el Camino del Amor.
Que el Amado quite los velos de sus ojos
para que puedan ver los secretos de su tiempo actual
y del verdadero centro.”
Y que para cada uno de ustedes… “A donde quiera que voltees, ahí está el Rostro de Dios.”

Las citas y la información para este artículo fueron tomadas del Menaqib al-Arifin.

MUJERES SUFIS



"¡Oh Dios mío!, Si Te adoro por miedo al infierno, quémame en él. Si Te adoro por la esperanza del paraíso, exclúyeme de él. Pero si Te adoro sólo por Ti mismo, no apartes de mí tu Eterna Belleza."

Esta oración de Rabeíah ëAdawiya, una sufí del siglo VIII d. C., resume perfectamente la altura mística que alcanzaron algunas de estas mujeres, así como define en muy pocas palabras al sufismo, como religión del exclusivo amor hacia Dios.

lunes, 9 de abril de 2007

UNA VISIÓN DEL NACIMIENTO


Mariela Moreno Pérez


Una Visión del Nacimiento
desde la Antropología del siglo XXI

Dos mujeres profesionales, con una base teórica sólida fruto de años de investigación y dedicación a la exploración
de los conceptos y prácticas de atención del nacimiento humanizado, compartirán sus conocimientos y experiencias por primera vez en Venezuela.

Son la Antropóloga Robbie Davies-Floyd y la enfermera profesional e investigadora Barbara Harper.

Su tenaz y profunda investigación de más de 15 años en Antropología de la reproducción y la publicación de numerosos artículos científicos y libros, le ha permitido a la Prof. Davies-Floyd estar a la cabeza de un asunto de enorme impacto conceptual y social, como lo es la visión humanística del nacimiento y su repercusión en la mujer imbuida en una sociedad tecnocrática y patriarcal. Ella dictará conferencias en la Maternidad Concepción Palacios, para el personal de enfermería y médicos residentes y adjuntos, quienes serían los futuros herederos de la práctica de una medicina humana y de enfoque social.

Su ciclo de proyección universitaria se efectuará en la escuela de Antropología de la U.C.V. para compartir con estudiantes y profesores de Antropología, sociología, medicina, enfermería, trabajo social y cualquier otra escuela y facultad de esta importante universidad interesados en el tema.

Los conceptos que estas investigadoras compartirán con nosotros están alineados con las nuevas Leyes Venezolanas defensoras de los Derechos Femeninos.

La respuesta de los venezolanos y venezolanas organizados en la sala de Maternidad de Turmero, próxima a cumplir 10 años de fundada y en la nueva Maternidad aragûeña "Posada de Vida Mamá Eugenia", reciben apoyo teórico y práctico de la visita de Barbara Harper. Se informará y actualizará al personal de enfermeras, Doulas de Maracay, estuciantes de medicina y postgrado en obstetricia y pediatría, médicos/as generales y obstetras promotores del respeto al parto y al nacimiento, personal paramédico y a todas aquellas personas involucradas en los cuidados de salud reproductiva en el tema controversial del parto en agua.

Se les otorga un impulso de formación y estímulo a esta transformadora y pionera labor de cambio social al ser esta entidad de salud gubernamental pionera del parto en agua y de la humanización del nacimiento en la zona central del país. Para ellos se realizará un taller de un día con la Lic. Harper y una conferencia en el Hospital Central de Maracay y en Caracas respectivamente.

PONENTE: ROBBIE DAVIES-FLOYD
Antropológa, profesora e investigadora de la Universidad de Texas


*
LA INICIATIVA INTERNACIONAL DEL PARTO MAMÁ-BEBÉ

Lugar: Maternidad Concepción Palacios (auditorium)
Fecha: Lunes 16 de Abril
Hora: 11 am
ENTRADA LIBRE


*
HIJA DEL TIEMPO: LA COMADRONA POSTMODERNA

Lugar: Asociación Civil Buennacer (Av. Nicanor Bolet Peraza, Qta. San Ramón, Telf: 212 6931723)
Fecha: Lunes 16 de Abril
Hora: 7 pm
Costo: Bs. 60.000 (cupo limitado)


*
LOS RITUALES DEL PARTO HOSPITALARIO

Lugar: Auditorium del Instituto Anatómico "José Izquierdo", Universidad Central de Venezuela
Fecha: Martes 17 de Abril
Hora: 11:30 am
ENTRADA LIBRE


*
LA LACTANCIA COMO FENÓMENO POSTMODERNO

Lugar: Leche y Miel (Centro Comercial los Samanes, Piso 4, Ofic. 401-A, Los Samanes. Telf: 212 9454687)
Fecha: Martes 17 de Abril
Hora: 6:30 pm
Costo: Bs.60.000 (cupo limitado)


*
PARTO Y NACIMIENTO EN VARIAS CULTURAS: Una Perspectiva evolutiva

Lugar: Salón de usos Múltiples "Valentín Fina Puig" Escuela de Antropología Universidad Central de Venezuela
Fecha: Miércoles 18 de Abril
Hora: 10:30 am
ENTRADA LIBRE (Cupo limitado)


PONENTE: BÁRBARA HARPER
Enfermera de parto en agua, comadrona y fundadora de Waterbirth Internacional


*
LA MEDICALIZACIÓN DEL PARTO

Lugar: Instituto Anatómico "José Izquierdo" Escuela de Medicina Universidad Central de Venezuela
Fecha: Jueves 26 de Abril
Hora: 11 am
ENTRADA LIBRE


*
INFLUENCIAS DE LAS PRÁCTICAS DEL PARTO EN EL APEGO Y EL VÍNCULO

Lugar: Asociación Civil Buennacer
Fecha: Jueves 26 de Abril
Hora: 7 pm
Costo: Bs. 60.000 (Cupo limitado)


*
INFLUENCIAS DE LAS PRÁCTICAS DEL PARTO EN EL APEGO Y EL VÍNCULO

Lugar: Instituto de Altos Estudios Médicos de Salud Pública "Arnoldo Gabaldón" Maracay
(Sector la Tacita de plata, detrás de la Gobernación del Estado Aragua)
Fecha: Viernes 27 de Abril
Hora: 11 am
ENTRADA LIBRE


*
INFLUENCIAS DE LAS PRÁCTICAS DEL PARTO EN EL APEGO Y EL VÍNCULO. DESPEJANDO MITOS. PARTO EN AGUA

Lugar: Posada de Vida "Mamá Eugenia" Palo Negro, Maracay
Fecha: Sábado 28 de Abril
Hora: 10 am
ENTRADA LIBRE

BÁRBARA HARPER. RN, CD, CCE
Bárbara inicia su carrera de enfermera diplomada en la sala de maternidad siendo apasionada de madres y bebés desde la escuela de enfermería. Su abuela materna, Estella Ethel Harper Lemonyon, fue enfermera y comadrona en el pueblo rural de Mercer, Ohio, donde Bárbara aprendió desde temprana edad que el servicio, sacrificio y trabajo duro eran la orden del día.

Funda Waterbirth Internacional en 1987 luego de visitar en la Unión Soviética a Igor Chakovsky, donde se influenció por su completa fe en las mujeres pariendo y sus bebés. Al comienzo de los años 80 trabajó extensamente con Binnie Dansby, aprendiendo a respetar las memorias y experiencias reprimidas del nacimiento durante todas nuestras vidas.

Ha publicado el libro y DVD Gentle Birth Choices (Opciones para un Parto Suave) disponible en español y en otros idiomas. En cooperación con Alexi y Tatiana Sargunas en el año 2000, produjo el video Birth Into Being: The Russian Waterbirth Experience después de regresar a Rusia en varios viajes.

Su experiencia en partos acuáticos y en partos gentiles sin perturbaciones es ampliamente conocida en numerosas zonas del planeta. Ha dictado conferencias en 35 países en escuelas de medicina y de enfermería, en programas de formación de comadronas y en departamentos de estudios universitarios de la mujer. Ha realizado numerosas entrevistas en periódicos y revistas y ha aparecido en docenas de programas de radio y televisión hablando del parto en agua y en nacimiento gentil.

Bárbara dice: "Me introduje en el parto en agua por un artículo de periódico Nacional Enquirer..." "...Bien, la historia de las mujeres rusas pariendo en unos tanques de vidrio transparentes cambió mi forma de pensar en cómo usaría el agua durante el trabajo de parto y el nacimiento. Mi hijo, Sam, nació poco después de medianoche, a la luz de las velas de mi dormitorio con solo mi esposo y la comadrona presentes. En ese momento hice la solemne promesa de diseminar estas buenas noticias acerca del milagro de usar el agua para el parto. Adelantémonos 23 años y aquí estoy ayudando a millones de familias a descubrir los efectos poderosos del agua para el trabajo de parto y el parto. No es sorprendente porqué yo amo tanto lo que hago..."

Bárbara Harper pone todos sus recursos personales y profesionales en hacer del parto en agua una opción disponible para todas las mujeres.
http://waterbirthblog.blogspot.com

ROBBIE DAVIS-FLOYD, PhD
Robbie Davis-Floyd PhD, profesora titular en investigación del Departamento de Antropología de la Universidad de Texas. Antropóloga, especialista en antropología de la reproducción, biomedicina y cuidados de salud alternativa. Conferencista internacional, autora de más de 80 artículos de investigación y con varios libros publicados como Birth as an American Rite of Passage (1992, 2004) coautora de From Doctor to Healer: The Transformative Journey (1998); coeditora de 8 colecciones que incluyen Childbirth and Authoritative Knowledge: Cross-Cultural Perspectives (1997); Cyborg Babies: From Techno-Sex to Techno-Tots (1998) y Reconceiving Midwifery (2004). En proceso de publicación están Mainstreaming Midwives: The Politics of Change (2006) Birth Models That Work, Midwives in Mexico, and The Anatomy of Ritual.

"A pesar de que el embarazo y el nacimiento son eventos transformadores de la vida, en nuestra sociedad orientada a la tecnología pareciera no existir un rito de iniciación de amplitud social-espiritual o humanístico para las mujeres que serán madres y sus hijos/as. Sin embargo, existen una sorprendente estandarización de procedimientos médicos del parto en USA que es sumamente parecida a los rituales estandarizados de los ritos iniciáticos en las sociedades tradicionales". Extracto del libro Birth as an American Rite of Passage"

Continúa actualmente sus investigaciones en las tendencias transformadoras en cuidados de salud, nacimiento, obstetricia y de las comadronas.

El eje de la investigación de la antropóloga son las parteras (no en el rol de acompañantes de los médicos sino como reemplazantes de ellos) como la pieza clave de partos centrados en las necesidades femeninas y no en la de los obstetras. "Los médicos tienen una ides de status en donde estar arriba tiene más status que estar abajo, por eso, están acostumbrados a que la mujer esté acostada y ellos estén parados, más arriba. En cambio, las parteras están acostumbradas a meterse entre las rodillas o agacharse mucho para recibir al bebé. Cuando la mujer está arriba, la partera está abajo -remarca la doctora en antropología-. Para los médicos eso sería una falta de respeto. La diferencia es que las parteras están en el alumbramiento para respetar a la mujer y sus necesidades y no por status".
www.davis-floyd.com

BELTRAN LARES DÍAZ
Médico Obstetra Ginecologo
Pionero del parto en agua en Venezuela desde 1989, "Cuando una mujer decide parir diferente a lo convencional es considerada como una rebelde, rara o con problemas. Como si algo extraño estuviese sucediendo en su mente o como si fuese una excentricidad. Muchas toman esta decisión al informarse y conocer que existen otras opciones en las cuales parir se considera un hecho fisiológico y natural, que la naturaleza humana se ha encargado de perfeccionar durante miles de años de evolución.

Una elección que se basa en colocar dentro de las prioridades de este evento la trascendencia individual, la capacidad de desición de la mujer, la privacidad y la seguridd, el respeto por las emociones y el asumir el poder femenino".

EL PARTO Y LA SOCIEDAD TECNOCRÁTICA

Valores y sociedad tecnocrática.

Una sociedad organizada alrededor de una ideología en la cual los valores más importantes se apoyan en las instituciones que controlan y diseminan la ciencia y la tecnología, es una tecnocracia. Se pueden visualizar los valores de una sociedad en los rituales que acompañan algunos hechos trascendentales de la vida como el nacimiento y la muerte, el matrimonio, los bautizos y los ritos de iniciación entre otros. Veamos qué sucede en este último aspecto.

Lo primero que se hace en las iniciaciones o "bautizos" es aislar o separar al individuo de su entorno social habitual. Corresponde a dejar el mundo atrás y traspasar el umbral para entrar al convento, academia militar u otra institución similar. Seguidamente se despoja al iniciado de su individualidad para luego romper sus esquemas de pensamiento. Se les corta el pelo, se eliminan collares y adornos y se visten con uniformes específicos. Una vez que el proceso cognitivo está en curso, el individuo es bombardeado con mensajes esenciales acerca de los valores de la cultura en la cual se ha introducido. Estos mensajes se convierten en símbolos poderosos que operan a través del hemisferio derecho del cerebro, es decir, no son procesados racionalmente sino que son "sentidos" emocionalmente. Ellos producen un impacto enorme en el sujero. Así, estos mensajes simbólicos resonstruyen el sistema de creencias de los iniciados de acuerdo a los valores dominantes del grupo o sociedad a la cual ya pertenecen.

Este análisis se ajusta al modelo social y tecnológico de los norteamericanos, el cual los venezolanos hemos asimilado con mayor fuerza en los últimos treinta años. Por lo tanto, no nos sorprende cómo nuestra tecnocracia "copiada" influencia intensamente nuestra manera de enfrentar el acto de nacimiento.

Parir en ciencia y tecnología
Se pueden hacer interesantes analogías entre los procesos de iniciación y el acto de nacimiento en un hospital de maternidad.

Al ingresar al hospital la mujer en trabajo de parto es aislada de su entorno social-familiar para pertenecer a un centro organizado alrededor de los valores más puros de la ciencia la tecnología.

Es despojada de su ropa perdiendo gran parte de su individualidad para ser uniformada con su bata de paciente. Ahora es propiedad de la Institución, la cual, apoyada en los criterios discutibles de asepsia y antisepsia, desexualiza a la mujer con el rasurado del vello púbico.

El parto es un proceso intenso que a veces provoca confusión y desorientación en la mujer, haciéndola más proclive a internalizar y asumir los mensajes simbólicos que le son enviados. En una tecnocracia abundan estos mensajes: el catéter intravenoso y las soluciones con oxitócicos (drogas para estimular las contracciones uterinas), el monitor electrónico fetal y todos aquellos procedimientos efectuados en la mayoría de las mujeres que paren en nuestras maternidades.

El catéter y el suero con pitocín representan el cordón umbilical que une a la madre con el hospital. Hace sentir a la parturienta dependiente de la institución del mismo modo que su hijo depende de ella para la vida. En tecnocracia dependemos de las instituciones para "vivir".

El tacto vaginal que corrobora la rapidez y efectividad de la dilatación del cuello uterino traduce la importancia capital del tiempo en una sociedad donde "l tiempo es dinero". Nuestros cuerpos-fábricas deben elaborar el producto-recién-nacido a tiempo.

El monitoreo fetal electrónico detecta las disfunciones del proceso simbolizando la dependencia de la ciencia y su tecnología.

La firme creencia en la superioridad de la línea recta se expresa en el corte lineal y limpio del periné o episiotomía. Uno de los grandes mitos médicos es la afirmación de que una episiotomía cicatriza, se sutura y evoluciona mejor que un desgarro irregular.

La posición acostada boca arriba en la camilla de parto o posición de litotomía coloca a la mujer en una posición "inferior" respecto a la posición de superioridad de todos los que la rodean, reforzando los valores de jerarquía y subordinación.

El fórceps y la cesárea permiten al médico ser el dador de vida, el que "pare", expresando claramente la insistencia de nuestra cultura en reestructurar los procesos naturales.

El período siempre corto de contacto entre la madre y su hijo recién nacido, establecido por la pediatría moderna en casi todos los hospitales, refleja el mensaje de una sociedad que tiene la autoridad para quitar o entregar el niño a su madre. En ninguna otra cultura existe semejante grado de separación entre madres e hijos. Inclusive puede prolongarse después del nacimiento al colocar al niño en lugares separados: el retén, la habitación del bebé o una guardería.

Tan penetrante el modelo tecnocrático del nacimiento y tan intenso el entrenamiento y aceptación del personal médico y paramédico que resulta dudoso y casi insólito que en los albores del siglo XXI existen otras alternativas. Inclusive, muchos de los cursos que se imparten a las embarazadas las preparan para aceptar y entender los procedimientos que se realizan en una maternidad.

Es necesario "desconectar" cuerpo y alma de la mujer para que la ciencia se haga cargo del nacimiento. Esto se logra eficientemente con los sedantes para aliviar la ansiedad y el dolor del trabajo de parto, con el uso casi rutinario de la analgesia obstétrica (anestesia peridural) y con la participación instrumental del médico (el fórceps y la césarea). Resulta lógico entender porqué muchas mujeres aceptan y exigen la anestesia, aprecian el monitor fetal por la sensación de seguridad que les ofrece y prefieren el orden y control de una cesárea en vez del proceso biológico "caotico e incontrolable" de un parto natural.

El mensaje de la sociedad tecnocrática es abrumador. La ciencia y la tecnología son capaces de producir niños mejor que la naturaleza misma. Gracias al cielo que la reacción que genera esta acción no se ha hecho esperar...
Basado en el prólogo escrito por Robbie Davies-Floyd para el libro "Gentle Birth Choices" de Bárbara Harper. Versión y traducción del Dr. Beltrán Lares Díaz.

LEY ORGÁNICA SOBRE EL DERECHO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA
El proyecto de Ley que fue aprobado por la Asamblea Nacional el 25 de Noviembre de 2006, fecha en que se conmemora el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, fue firmado por el Ejecutivo Nacional el sábado 17 de Marzo, lo que coloca a nuestro país a la vanguardia en la reivindicación de los derechos de las mujeres.

Artículo 1.- La presente Ley tiene por objeto garantizar y promover el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia creando condiciones para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en cualquiera de sus manifestaciones y ámbitos, impulsando cambios en los patrones socioculturales que sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres, para favorecer la construcción de una sociedad democrática, participativa, paritaria y protagónica.

Artículo 14.- La violencia contra las mujeres a que se refiere la presente Ley, comprende todo acto de violencia sexista basada en la discriminación y en las relaciones de desigualdad y en las relaciones de poder asimétricas entre los sexos que subordinan a la mujer, que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual, psicológico, emocional, económico o patrimonial para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública o privada, y que abarca sin limitarse a estos actos, la violencia doméstica, la violencia laboral, la violencia en los espacios de estudio, violencia obstétrica, violencia ginecológica, la violencia mediática, la violencia simbólica, el acoso sexual, el hostigamiento, el acceso carnal violento, la trata de mujeres, la pornografía, la violencia contra las empleadas domésticas, la prostitución forzada, la explotación sexual comercial, la explotación económica, el feminicidio y cualquier otra forma de violencia en contra de las mujeres.

Artículo 15.- Se consideran formas o modalidades de violencia en contra de las mujeres las siguientes: (...)
J) Violencia obstétrica: Se entiende por violencia obstétrica la apropiación del cuerpo y procesos reproductivos de las mujeres por prestadores de salud, que se expresa en un trato jerárquico deshumanizador, en un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales, trayendo consigo pérdida de autonomía y capacidad de decidir libremente sobre sus cuerpos y sexualidad impactando negativamente en la calidad de vida de las mujeres.
http://www.inamuer.gob.ve

jueves, 5 de abril de 2007

TERESA DE AVILA



Algunos pensamientos de la santa

"Darse del todo al Todo, sin hacernos partes"
"Juntos andemos Señor, por donde fuisteis, tengo que ir; por donde pasaste, tengo que pasar"
"Todo el daño nos viene de no tener puestos los ojos en Vos, que si no mirásemos otra cosa que el camino, pronto llegaríamos..."
"Es imposible... tener ánimo para cosas grandes, quien no entiende que está favorecido de Dios"

Mi Amado para mí
Ya toda me entregué y di
Y de tal suerte he trocado
Que mi Amado para mi
Y yo soy para mi Amado.

Cuando el dulce Cazador
Me tiró y dejó herida
En los brazos del amor
Mi alma quedó rendida,
Y cobrando nueva vida
De tal manera he trocado
Que mi Amado para mí
Y yo soy para mi Amado.

Hirióme con una flecha
Enherbolada de amor
Y mi alma quedó hecha
Una con su Criador;
Ya yo no quiero otro amor,
Pues a mi Dios me he entregado,
Y mi Amado para mí
Y yo soy para mi Amado.
Muero porque no muero
Vivo sin vivir en mí
Y tan alta vida espero
Que muero porque no muero.

Vivo ya fuera de mí
Después que muero de amor,
Porque vivo en el Señor
Que me quiso para Sí.
Cuando el corazón le di
Puso en él este letrero:
Que muero porque no muero.

Esta divina prisión
Del amor con que yo vivo
Ha hecho a Dios mi cautivo
Y libre mi corazón;
Y causa en mí tal pasión
Ver a Dios mi prisionero,
Que muero porque no muero.

¡Ay, que larga es esta vida,
Qué duros estos destierros,
Esta cárcel y estos hierros
En que el alma esta metida!
Sólo esperar la salida
Me causa dolor tan fiero,
Que muero porque no muero.

iAy, que vida tan amarga
Do no se goza el Señor!
Porque si es dulce el amor,
No lo es la esperanza larga:
Quíteme Dios esta carga
Más pesada que el acero,
Que muero porque no muero.

Sólo con la confianza
Vivo de que he de morir,
Porque muriendo el vivir
Me asegura mi esperanza.
Muerte do el vivir se alcanza,
No te tardes, que te espero,
Que muero porque no muero.

Mira que el amor es fuerte;
Vida, no me seas molesta,
Mira que sólo te resta,
Para ganarte, perderte;
Venga ya la dulce muerte,
Venga el morir muy ligero,
Que muero porque no muero.

Aquella vida de arriba,
Que es la vida verdadera,
Hasta que esta vida muera
No se goza estando viva.
Muerte, no seas esquiva;
Viva muriendo primero,
Que muero porque no muero.

Vida, ¿que puedo yo darle
A mi Dios que vive en mí,
Si no es perderte a ti
Para mejor a El gozarle?
Quiero muriendo alcanzarle,
Pues a El solo es al que quiero.
Que muero porque no muero.
Búscate en mí
Alma, buscarte has en Mí,
Y a Mí buscarme has en ti.

De tal suerte pudo amor,
Alma, en Mí te retratar,
Que ningún sabio pintor
Supiera con tal primor
Tal imagen estampar.

Fuiste por amor criada
Hermosa, bella, y ansí
En mis entrañas pintada,
Si te pierdes, mi amada,
Alma, buscarte has en Mí.

Que Yo sé que te hallarás
En mi pecho retratada
Y tan al vivo sacada,
Que si te ves te holgarás
Viéndote tan bien pintada.

Y si acaso no supieres
Donde me hallarás a Mí,
No andes de aquí para allí,
Sino, si hallarme quisieres
A Mí, buscarme has en ti.

Porque tú eres mi aposento,
Eres mi casa y morada,
Y ansí llamo en cualquier tiempo,
Si hallo en tu pensamiento
Estar la puerta cerrada.

Fuera de ti no hay buscarme,
Porque para hallarme a Mí,
Bastará solo llamarme,
Que a ti iré sin tardarme
Y a Mí buscarme has en ti.


miércoles, 4 de abril de 2007

LA REVOLUCIÓN DEL NACIMIENTO



Para cambiar el mundo,
antes hay que cambiar la forma de nacer

(Michel Odent)

Intimidad en el parto: El parto de los mamíferos
Actualmente la mayoría cree que no es posible dar a luz de forma segura sin la ayuda de todo tipo de procedimientos e instrumentos técnicos. Es una creencia hasta cierto punto lógica en una cultura que asocia indiscriminadamente tecnología a progreso, pero la realidad es mucho más sencilla.

Algunas mujeres sí pueden necesitar ayuda técnica médica -no más de un 10%(OMS)-, pero lo que absolutamente todas necesitan esintimidad, condición sin la cual el parto, un acontecimiento íntimo, no puede progresar de forma fluida.

Puede resultar paradójico que para "humanizar" el nacimiento necesitemos bajarnos de nuestro pedestal racional y asumir algo que es insoslayable: somos una especie mamífera, y eso condiciona nuestra manera de nacer. Entonces: ¿cómo es el parto de los mamíferos?

Las hembras mamíferas tienen todas un comportamiento similar: en el momento del parto se esconden, se aíslan; y no tanto para evitar el peligro de asalto de los predadores, en cuyo caso se agruparían, sino para protegerse de miradas indiscretas e intervenciones inoportunas de los individuos de la propia especie. Por ello, los mamíferos que viven de día suelen parir de noche, mientras que los que viven de noche paren de día. Cuando esta privacidad se ve alterada, o cuando sobreviene algún peligro, el parto se interrumpe, y la parturienta busca otro lugar más tranquilo: el estrés inhibe el parto. Sólo entonces el parto vuelve a reanudarse. Esta es la realidad: una mamífera no pare a menos que se sienta completamente segura

El parto hospitalario

El parto hospitalario está lejos de responder a esta necesidad de intimidad y privacidad, lo que entorpece la fisiología del parto y lo convierte en una dura prueba para las mujeres. En los países con una fuerte medicalización de la asistencia al parto, la planificación de los servicios obstétricos suele revelar una profunda incomprensión y falta de respeto hacia las necesidades y dignidad de los protagonistas del acontecimiento.
-->

La posición horizontal con las piernas abiertas, que deja los órganos sexuales innecesariamente expuestos y vulnerables, la presencia de observadores que irrumpen en la habitación o el paritorio, las órdenes a las mujeres sobre lo que deben o no deben hacer, los tactos continuos y tantos otros comportamientos invasivos no son sólo una falta de respeto, sino que constituyen auténticos factores de riesgo.

Esta falta de privacidad favorece las complicaciones médicas, al someter a las mujeres a un fuerte estrés físico y emocional que dificulta la fisiología y evolución del parto. Las hormonas del estrés inhiben la producción de oxitocina, hormona que dirige el parto, y además contraen la musculatura. Dicho de otra forma: la mujer se contrae, se cierra, y la dilatación se bloquea. La famosa comadrona Ina May Gaskin lo resume de modo magistral en unas pocas palabras: "una mirada poco amable es suficiente para que una mujer no dilate". Por tanto, la falta de intimidad es un factor real de riesgo. Si una mujer sabe que le van a cortar su vagina (episiotomía) ¿cómo se va a abrir? ¿Cómo va su cuerpo a querer dejar salir a su bebé, si sabe que se lo llevarán de su lado? Su instinto de autoprotección y conservación le hará contraerse literalmente.

El parto como acontecimiento sexual
Reducir el nacimiento a un evento médico ha hecho perder de vista la realidad de que el parto es un acontecimiento de la esfera sexual, y por tanto muy fácil de perturbar. Orgasmo y reflejo de eyección materno-fetal son dos reflejos espontáneos similares, que se producen gracias a un estado emocional y hormonal parecido. Y todo el mundo sabe que no se puede controlar, dirigir, forzar ni siquiera observar indiscretamente un episodio de la vida sexual sin inhibirlo. Parir un hijo es un acto de amor, consecuencia de un acto de amor anterior. Ambos acontecimientos son fuertemente dependientes del entorno en que se producen y del estado emocional de los protagonistas. El ambiente y circunstancias idóneas para uno son las mismas que para el otro." -->La presencia de observadores nunca es anodina", decía el Dr. Michel Odent.

Leilah Mc Cracken, madre de siete hijos y autora de "Resexualizing birth" lo resume de esta forma:" Si durante el sexo alguien pincha repetidamente a una mujer, mira fijamente su rostro y su cuerpo y le insta impacientemente a que tenga un orgasmo, seguro que no lo tendrá. Lo más probable es que se cierre y se sienta desolada e incompetente. Si una mujer no se siente lo suficientemente segura físicamente para dar a luz, si le observan y le tocan continuamente, si ve mesas llenas de tijeras, agujas y fórceps, si se le dice que no puede tener un parto sin intervenciones doloras y peligrosas, no hay manera de que dé a luz; está más allá de su control consciente. Sabe que el ambiente donde está no es seguro para parir: no puede dejar que su bebé salga si ella está muy estresada o herida para cuidarlo, si ve "el carrito de torturas" esperándolo ".


Acompañamiento en el parto

Una parte importante del bienestar emocional de la madre es el apoyo que recibe. Esta no es una cuestión menor: numerosos estudios científicos han constatado que el acompañamiento continuo durante el parto por una persona de su elección aumenta el bienestar de la madre, mejora los resultados de salud y disminuye considerablemente la tasa de todas las intervenciones, incluyendo cesáreas.

Actualmente, la presencia del padre en el parto ha pasado de ser una reivindicación a casi una imposición. Esto ha sido una indudable conquista …que no debería constituirse en regla fija. Muchas mujeres se han sentido mejor cuando su marido les compaña durante el parto, pero otras no.

Es frecuente que cuando una mujer no desea determinadas intervenciones el personal médico trate de convencer al marido para que –deseoso de ayudar- a su vez convenza a su mujer. Si el marido confía más en la técnica que en la naturaleza, si tiene miedo o no está en total sintonía con los deseos y necesidades de su mujer, puede dejarla sin "protección" frente a los protocolos hospitalarios en un momento muy vulnerable. Cuando una mujer da a luz en un hospital, sus necesidades pueden no coincidir con las prioridades del hospital. Dado que la mujer no está en condiciones de negociar en ese momento, corresponde al acompañante actuar de "puente" entre la mujer y el personal hospitalario, y así evitar que se irrumpa en su intimidad y se le impongan prácticas que ni necesita ni desea. Actualmente, acompañar a una mujer que pare en el hospital no se puede improvisar, requiere estar bien preparado. -->

La necesidad de ayudar puede hacer que las personas que acompañan a la mujer intervengan, den instrucciones o simplemente hablen a la mujer, interrumpiéndole en su "viaje interior". El simple hecho de hablarle a la parturienta le obliga a estar en clave racional. Esto inhibe el proceso instintivo del parto, dirigido por el cerebro mamífero, e inhibido por la mente racional. Por eso el acompañante debe estar disponible, pero en un segundo plano, y comprender que el parto es un proceso lento y espontáneo, en el cual no hay nada que se pueda hacer para "resolver" rápidamente la situación, como si de un problema se tratara.

Es necesario también tener en cuenta que las creencias o sentimientos de los asistentes a un parto pueden tener un gran impacto la evolución del mismo. Si las personas presentes en el parto confían más en la tecnología que en la naturaleza, creen que el parto es arriesgado y peligroso, tienen miedo o prisa, será inevitable que eso contagie a la mujer e impregne la calidad de la atención que reciba.

Es también esencial la calidad de la relación entre la mujer y su acompañante. Siendo el nacimiento un acontecimiento involuntario y espontáneo al cual hay que rendirse y entregarse para que fluya, es necesario que la parturienta no se sienta obligada a guardar compostura alguna, que se sienta absolutamente libre y desinhibida para expresarse y actuar de la manera que sea.

Por todos estos motivos, quien acompaña a la mujer durante el parto es una cuestión de primer orden, que la mujer debe decidir sin condicionamientos de ningún tipo.


Qué recomienda la Organización Mundial de la Salud

Siendo determinantes del progreso y la seguridad del parto, la OMS da una gran importancia a los aspectos emocionales y psicológicos del parto, a los cuales dedica varios apartados de sus recomendaciones. Por ejemplo:

El cuidado del embarazo y parto normales debe: -->
  • Ser integral y tener en cuenta las necesidades intelectuales, emocionales, sociales y culturales de las mujeres, sus niños y familias y no solamente un cuidado biológico.
  • Tener en cuenta la toma de decisión de las mujeres
  • Respetar la privacidad, la dignidad y la confidencialidad de las mujeres.
  • Estar centrado en las familias y debe ser dirigido hacia las necesidades no solo de la mujer y su hijo sino de su pareja.
  • Ser apropiado teniendo en cuenta las diferentes pautas culturales.
Isabel Fernández del Castillo
Autora de "La Revolución del Nacimiento". Ed. Granica