NOSOTRAS

NOSOTRAS
Arte:Susana Khabbaz

jueves, 19 de julio de 2007

MARIA MAGDALENA



Enviado por: "Edgar Jerezano"
Mar, 17 de Jul, 2007 12:28 pm (CST)

Santa María Magdalena

Su nombre era: María, que significa "preferida por Dios".
Su sobrenombre era: Magdalena, o sea: nacida en Magdala,
una ciudad a la orilla del Mar de Galilea,
o lago de Tiberiades. Esta mujer aparece
cuatro veces en el Evangelio, así:

1) Lo primero que dice el Evangelio acerca de esta mujer,
es que Jesús sacó de ella 7 demonios
"Y algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus
malignos y de enfermedades; María la
llamada Magdalena, de la que habían salido siete demonios".
(Lucas 8:2)

2) San Lucas cuenta que estas mujeres habían sido
liberadas por Jesús de malos espíritus o de enfermedades
y que se dedicaban a servirle con sus bienes (Lc. 8,3).
Se unió al grupo de las santas
mujeres que colaboraban con Jesús y sus discípulos
(Juana, Susana y otras).

3) La tercera vez que el Evangelio nombra a
Magdalena es para decir que estuvo junto a la cruz,
cuando murió Jesús. El único hombre que
estuvo fue Juan. Las mujeres se mostraron más valerosas.
San Mateo (Mt. 27,55), San Marcos (Mc. 15, 40) y San Juan
(Jn. 19, 25) afirman que junto a la cruz de Jesús estaba
la Magdalena. "Estaban de pie junto a la cruz de Jesús
su madre, y la hermana de su madre, María mujer
de Cleofás, y María Magdalena".

4) Jesús resucitado se aparece primero a dos
personas que habían sido pecadoras pero se habían
arrepentido: Pedro y Magdalena.
Los cuatro evangelistas cuentan como María Magdalena
fue el domingo de Resurrección por la mañana a visitar
el sepulcro de Jesús.
"Estaba María Magdalena llorando fuera, junto al
sepulcro y vio dos ángeles donde había estado Jesús.
Ellos le dicen: - ¿Mujer, por qué lloras?
- Ella les responde: - Porque se han llevado a mi
Señor, y no sé donde lo han puesto.
Dicho esto se volvió y vio que Jesús estaba ahí,
pero no sabía que era Jesús.
Le dice Jesús: - ¿Mujer por qué lloras? ¿A quién buscas?
Ella, pensando que era el encargado de aquella finca le dijo:
- Señor, si tú lo has llevado, dime donde lo has puesto,
yo me lo llevaré. Jesús le dice: '¡María!' Ella lo reconoce
y le dice: '¡Oh Maestro!' (Y se lanzó a besarle los pies).
Le dijo Jesús: - Suéltame, porque todavía no he subido
al Padre.
Vete donde los hermanos y diles: 'Subo a mi Padre y vuestro
Padre, a mi Dios a vuestro Dios'.
Fue María Magdalena y les dijo a los discípulos: - He visto
al Señor, y me ha dicho esto y esto." (Jn. 27, 11).
Ella tuvo el honor de ser la encargada de comunicar la
noticia de la resurrección de Jesús.
La Pecadora que unge los pies del Señor
Cristo cenaba en la casa de un fariseo donde la
pecadora se presentó y al momento se arrojó al suelo
frente al Señor, se echó a llorar y le enjugó los pies con
sus cabellos. Después le ungió con el perfume que llevaba
en un vaso de alabastro. El fariseo interpretó el silencio
y la quietud de Cristo como aprobación del
pecado y murmuró en su corazón. Jesús le recriminó por sus
pensamientos. Primero le preguntó en forma de parábola cuál
de dos deudores debe mayor agradecimiento a su acreedor:
aquél a quien se perdona una deuda mayor, o al que se perdona
una suma menor. Y descubriendo el sentido de la parábola,
le dijo directamente:
"¿Ves a esta mujer? Al entrar en tu casa, no me diste agua
para lavarme los pies, pero ella me los ha lavado con sus
lágrimas y me los ha enjuagado con sus cabellos.
Tú no me diste el beso de paz; en cambio ella no ha cesado
de besarme los pies. Tú no me ungiste la
cabeza y ella me ha ungido los pies.
Por ello, te digo que se le han perdonado muchos pecados,
pues ha amado mucho. En cambio, aquél a
quien se perdona menos, ama menos".
Y volviéndose a la mujer, le dijo: "Perdonados te son tus pecados.
Tu fe te ha salvado. Vete en paz".
(Lc. 7)

Uno de los aspectos más atractivos de María Magdalena,
es el contraste entre la vanidad y el desprendimiento
material.
En muchas obras, el largo y ondulado cabello que cuelga
sensualmente sobre la suave y delicada piel,
permite observar su figura como objeto de deseo
masculino.
Lo cierto es que la belleza carnal preside muchas de las
representaciones en las que la santa es convertida en
una verdadera Venus.
Su nombre `María', la preferida de Dios y
`Magdalena', derivación de Magdala, o de la expresión del
Talmud que significa "rizar pelo de mujer" en referencia
a las adúlteras.

Tlazolteotl
"Diosa de la basura o inmundicias", diosa de la fertilidad
humana, la gran parturienta, diosa del amor y deidad asociada
a la luna. En esta deidad, más que en ninguna otra,
convergen casi todos los atributos
propios de la Gran Madre-Tierra.

Porta las vendas de algodón sin hilar ichcaxochitl
"flor de algodón", que son parte del tocado del cual
se corona. Atuendo que alude a una de las ocupaciones
principales de la mujer: el hilado y el
tejido. Actividades establecidas por los dioses;
ya que cuando hicieron al hombre y a la mujer,
le mandaron a ella que hilase y tejiese.

La relación Luna-Tlazolteotl es clara. La vinculación
estaba en la naturaleza cíclica de la luna.
Los mexicas reconocían los ritmos que la hacían renacer
y morir. Podemos hablar de una regeneración
en el plano cósmico. La valoración de los ciclos
lunares hizo posibles relacionar el nacimiento,
la evolución, la muerte y la resurrección,
las aguas, las plantas, la mujer y la fertilidad.
Aparecen en esta diosa propiedades que la hacen
responsable de la sensualidad y los excesos de
índole sexual.
A esto se refiere su
nombre como diosa de la basura e inmundicia
-en sentido simbólico- ya que estas exageraciones
contaminaban al hombre. En este contexto, en el
códice preside el signo del día uno ocelotl,
ya que mujeres que nacían bajo la fuerza de este día
serían adúlteras.
Pero la fuerza que llevaba al hombre a la lujuria era
Tlazolteotl.

"El polvo y la basura
las obras de la carne
Tlazolteotl las provocaba, las encendía
Tlazolteotl las fomentaba
y sólo ella descargaba
ella purificaba, aliviaba
ella lavaba, bañaba".

Finalmente, la deidad incorpora el arquetipo de
la guerrera, aunque sin duda se pensará que su
correspondencia en la mujer se refiere al
parto, ya que se imaginaba como guerrera que luchaba
por traer al mundo a un nuevo ser, como dicen
las fuentes documentales.
Se muestra como "mujer guerrera" por
llevar chimalli o escudo, bandera, flechas, lanza
dardos; banda multicolor asociada a la guerra,
anudada a la cintura y Cuauhpilolli
"colgajo de plumas de águila" que se refieren
efectivamente a la actividad bélica de la mujer.
Muy cerca de Xalapa, en la ciudad de Xico, Ver.
se festeja el 22 de julio a Santa María de Magdalena,
por ese motivo les envío éste
artículo que trata el tema desde un nuevo ángulo.

La desconcertante espiritualidad de María de Magdala
Charlamos con Daniel Meurois Givaudan a
propósito de su último libro
"El evangelio de María Magdalena".
(Luciérnaga. Barcelona.
Octubre del 2001) En él, este curtido escritor
de temas espirituales, resucita el manuscrito apócrifo
inspirado por quién cada vez se
manifiesta más como la "amada discípula de Jesús".
Este texto fue descubierto a finales del siglo XIX
y apareció amputado de una parte importante de sus páginas.
El evangelio original fue redactado
en lengua copta y data aproximadamente del año 150
de nuestra era.
Se conserva desde 1896 en el Departamento de Egiptología
de los Museos Nacionales de Berlín.

Daniel Meurois dice: "Myriam de Magdala (M. M.)
encarna un símbolo que sólo nuestra sociedad actual
es capaz de empezar a considerar en
toda su amplitud".

M. M. se manifiesta imbuida de una fe descomunal,
de un amor desbordante y activo contagiado por
Su compañía. La veremos preparando sus hierbas y
aceites, curando a todos cuantos llaman a su puerta,
acogiendo en su casa a los hermanos de blanco
(esenios) y no blanco, sin importarle lo que de ella
se diga. No hay María Magdalena avergonzada,
ni ñoña en la mujer que ha investigado Meurois
Givaudan en sus constantes excursiones a los
"registros akásicos" archivos grabados en el "éter"),
sino, todo lo contrario, una apóstol que salta
al mundo auto empoderada de toda la fuerza y la
compasión que le había invitado a desplegar el
Hijo de Dios en la Tierra. Huelga decir que no
hallamos rastro de promiscuidad, más bien
encontramos el ímpetu incontestable e irrefrenable
de una mujer con plena aspiración de libertad,
que no se somete a los dictados de un
marido tirano y borracho: Saulo de Tarso.
Su huida de Tiberíades con su hijo no es la de
una joven en búsqueda de la satisfacción de
placeres que no le proporciona el lecho conyugal,
sino la de un ser vejado que toma conciencia de
un más elevado destino en libertad.
Ella simplemente se negó a ser de las que se
asfixian e incluso mueren antes de salirse de la fila.
Pero la menor intrepidez conllevaba
la pública condena en aquellos días.

El Fuego de Myriam

Jesús prometió que al cabo de dos veces mil años,
el Fuego Femenino de Myriam crepitaría en multitud
de corazones.
Ella habría significado el temprano anuncio de la
mujer revestida de todo el poder que se le ha negado,
pero a la vez cargada de toda la ternura
que jamás dejó en el camino. La nueva M. M.
es así rebautizada como la heredera de Isis,
o la encarnación del Fuego Femenino de
Acuario que ya quema, que despierta una necesidad
de autenticidad y llama a flamear también en el
interior de los hombres. Nadie mejor
que el propio Jesús puede definir el alcance
de ese Fuego.
Así lo describe en el libro de Meurois "Visiones esenias":
"Todos aquellos que aceptan zarandear el árbol de sus
costumbres son los hermanos y hermanas de
Myriam de Magdala…
" Prosigue el Maestro con las palabras
que pone en su boca Meurois: "Ese Fuego es una
espiritualidad de ruptura y comunión.
La ruptura es con las convenciones, los dogmas y sus
petrificaciones; la comunión con el redescubrimiento
de un Amor sin artificios y de reparto sin regateos…
" Por si quedara alguna duda remata el Mesías:
"¡Qué el principio de Myriam os habite, si
habéis decido contaros entre los que emprenden
reformar el mundo en sí mismos!".
Cuando nos atrevemos a lo que jamás hemos osado,
cuando la no-convención opera tranquilamente
en nosotros, cuando percibimos que la audacia y
la intrepidez asaltan el alma, cuando vemos
que la hipnosis social ya no tiene efecto en
nosotros, mientras que la compasión y la ternura
nos tocan y comienzan a expandirse, es,
según apunta el Rabí Jesús, señal de que
hemos sido prendidos por el Fuego de
Myriam de Magdala.
El alcance de ese llama que empezó a fulgurar hace
dos mil años es imprevisible, a decir por
este llamado del Maestro que encontramos en el mencionado
libro: "Que surja pues la Mujer, la Madre, la Esposa,
la Matriz tras cada mirada que poséis sobre el universo…
, porque no es simplemente a vuestro
cuadradito de sociedad al que concierne todo esto.
Es en efecto al Universo en su totalidad,
tan seguro como que no se toca un árbol en
un jardín sin modificar el equilibrio de este último".

¿Qué llevo a M. M. más allá de Tierra Santa?

Es el Maestro Jesús en persona quien encargó a
Myriam de Magdala ir a Galia acompañada de algunos
discípulos en medio de los cuales se encontraba
José de Arimatea. El objetivo era establecer un puente
con la cultura y la religión célticas y también
idealmente, crear lazos con las pequeñas ciudades
habitadas por judíos al borde del Mediterráneo,
en dirección hacia Nimes y Lunel.

¿Qué labor desplegó en el Sur de Francia?

Casi estaríamos tentados de afirmar que
"evangelizó" el sur de Francia pero sería falso,
ya que la noción de Evangelio no existía aún.
Ella no quería convertir a nadie, pues Cristianismo
no significaba nada por aquel entonces y nadie
hablaba de crear una religión.
Se trataba únicamente de evocar la existencia
de Cristo, de dar testimonio y de reunir seres
humanos alrededor del Principio que Él representaba,
respetando las creencias y costumbres
locales, así como la fe druídica.

¿Por qué fascinaba su personalidad?

Su personalidad fascinaba porque encarnaba
precisamente la enseñanza de Cristo.
No hablaba de Él, sino que Le hacía revivir en cada
uno de sus gestos. Su sonrisa, simplicidad de
su persona y espontaneidad se
conjugaban para hacer de ella la mejor embajadora.

En este y en anteriores libros vuestros,
indicáis que se aplicó en
a fabricación de aceites curativos,
¿podéis dar detalle al respecto?
¿Qué escondía en la profundidad de sus grutas?

No puedo decir gran cosa acerca de los aceites
curativos ya que trabajaba sola, un poco a
la manera de un alquimista. Estos aceites se
podían combinar con agua. Tengo conciencia
también que creó un aceite muy particular,
llamémoslo "universal", que lograba
elevar al paciente a diferentes niveles vibratorios
en función del tipo de desorden a tratar.

Mujer de hoy ¿Está hoy de forma más masiva
encarnada la mujer libre, audaz e intuitiva cuyo
arquetipo representó M. M. ya hace 2000 años?

Las mujeres de hoy encarnan el arquetipo de Myriam
de Magdala como "mujer libre". La sociedad occidental
de hoy, les concede una independencia y una libertad
de acción que no tenían en el pasado.
Myriam de Magdala era libre porque se desenvolvía
fuera de las convenciones sociales, como un soplo
de aire puro, como un perfume.
Su libertad residía en la manera de seguir audazmente
su intuición, riéndose de las ideas preconcebidas
y de ciertas reglas humanas.

¿Cuál es su mensaje para la mujer de hoy?

El mensaje de Myriam de Magdala para las mujeres
de hoy podría seguramente ser el siguiente:
"Tomad conciencia de vuestro papel como motor de
vuestra sociedad. Los cambios pasan por vosotras".
Es necesario no olvidar tampoco la sensibilidad
femenina que duerme en cada uno de los hombres y
que es generalmente negada.

En tu libro evocas el "andrógino ideal",
¿no hay peligro de que al manifestarse éste,
el hombre y la mujer renuncien a sus esencias
vitales, complementarias?

La noción de andrógino ideal no supone el
abandono de las esencias vitales masculina y
femenina. El andrógino las sublima, no las anula.
Las hace fusionarse en un estado de conciencia
del cual no tenemos idea aún.

Comunión de almas ¿Cuál era el papel que
jugaba M. M. en el teatro en torno a Jesús?

Jugó el papel del primer discípulo de Jesús,
aquél que goza de la ventaja de tener
conversaciones privadas con él.
La Iglesia Católica ha ocultado este hecho en sus
Evangelios canónicos, porque quienes estructuraron
sus dogmas eran patriarcas que negaban a la
mujer la equidad con respecto al hombre.
Así, todos los fragmentos que la ponían en primer
plano, han sido sistemáticamente suprimidos.
He ahí también la razón por la cuál los
Evangelios oficiales conceden muy poco espacio en
sus textos a Myriam de Magdala.
Ella era en realidad todo un "estorbo".

¿Por qué durante tanto tiempo "la prostituta"?

Ha sido identificada como prostituta en razón de
su gran libertad de movimiento y de palabra.
Ella se atrevió a abandonar un marido violento,
algo absolutamente fuera de lo común en aquella época.
Se ha utilizado su reputación de mujer atrevida para
fabricar el arquetipo de la pecadora arrepentida,
así como se hizo de Tomas el arquetipo del incrédulo,
lo cuál no tiene nada que ver con la
realidad histórica.

¿Su relación era de Maestro y discípula o había algo más?
¿Hasta dónde piensas que llegó la intimidad
entre Jesús y M.M.? ¿Proximidad sólo de almas?

Opino que la relación que unía Jesús a Myriam
de Magdala, sobrepasaba aquella que une maestro
y discípulo en su concepción clásica.
Estoy cada vez mas convencido que esta relación era de
tipo tántrico en el sentido más elevado de la palabra.
Esto supone, por supuesto una unión carnal íntima,
dictada por la Comunión de las almas.

Puro Amor ¿Cuál es el sentido noble de la
sensualidad que M. M. representa?

Myriam de Magdala representa para mí la sensualidad
en el más noble sentido del término, porque vivía en
un estado de fusión casi permanente con lo más bello
que existe en la naturaleza: los perfumes, los colores,
las formas y los sonidos. Bebía la vida por
todos los sentidos de su cuerpo y no establecía
ninguna ruptura ni frontera entre el mundo palpable
y los mundos sutiles. Para ella, los
sentidos podían ser un puente entre lo Divino y
lo Humano, si sus funciones eran bien comprendidas y
guiadas por el amor.

¿Dónde radica la verdadera pureza del amor,
que por ejemplo tú evocas al mencionar la relación
entre Jesús y M. M.?

El amor que unía Jesús y Myriam de Magdala se
caracterizaba por una no-posesividad absoluta,
un estado de comunión de almas que les
permitía plena autonomía, conservando un vínculo
energético entre ellos.
Vivían en el estado de "no-frontera" que se
menciona en el Evangelio de M. M.

¿Cómo manejó M. M la continua "tempestad" que se
cernía sobre ella?

No era ella quién dirigía la "tempestad" que
la acechaba, sin embargo sabía bien cómo conducirse.
Al fin y al cabo el movimiento permanente era su manera
natural de ser.
Vivía cuanto la rodeaba con una gran calma interior.
No había problema para ella en la cercanía de esa "tempestad",
puesto que tomaba conciencia de que era
"el centro dentro del cambio", tal como lo afirma su
evangelio.

Presente y futuro "Su esencia de Luz no nos deja"
dice M. M. a propósito de Cristo.
¿Cómo se manifiesta esa Esencia en nuestros días?

La esencia de la Luz de Cristo se manifiesta hoy
gracias al ingreso progresivo de nuestro mundo en
mutación a un nuevo "campo de conciencia".
Esto puede abarcar cada vez más seres y no
únicamente los discípulos más próximos. Somos
nosotros los que debemos abrirnos a esta realidad
interior, invitándola plenamente en nosotros.

¿Qué vigencia tiene hoy el Evangelio de M. M.?
¿A la luz de su Evangelio, cuáles son los motores del
nuevo ascenso de la humanidad?

Los motores del mundo que se abre hoy son la osadía,
la confianza y el descubrimiento de una nueva forma
de amor más grande.
De manera general, se trata de aceptar una verdadera
metamorfosis y no una simple re-actualización de
nuestros viejos valores.

Vemos en los ojos de nuestro interlocutor algo del
hechizo que ha obrado en él la discípula adelantada,
la magia contagiosa del testimonio
sin rumbo, ni fecha de la "bienamada".

"Lo siguió a todas partes… Myriam aprendió a no
vivir más en la rebeldía frente al orden del mundo,
sino en el centro de sus desafíos personales.
Es así como se convirtió en ese tipo de
almas que tiene la misión de construir con sus
manos ese 'imposible' por medio del cual todos
crecemos a nuestra vez…".

Más que una entrevista, es una unión de almas
en torno a una grabadora.
Él remata con estas palabras de la santa,
de esa maga de ayer y de siempre a la puerta de la
cueva donde prepara sus hierbas:
"Amar es la unión del puño que sabe alzarse y
del corazón que no expresa sino ternura…
Aquél que me enseñaba sigue hablándome e
instruyéndome". Seguramente no se trata del
diálogo privilegiado entre Él y ella,
sino más bien de un Eco que llama a cada oído,
una Voz omnipresente a veces aporreando, a
veces puro susurro, pura ternura…

Madrid, Febrero de 2002.

Fraternalmente

Edgar J.


ATENCIÓNNNNNNNNNNN!!!!!!!!!! NUEVA INFORMACIÓNNNNNNNNN!!!!!!!!!


 11-3-2017 EL CAMINO DE LA DIOSA



Revisando entradas antiguas y después de muchos años y cambios personales.
Comparto este video de Arella, que ha tenido un proceso parecido al mio. 
Mantengo los textos originales, pero iré añadiendo los videos de REGRESO AL BALANCE.

Agradezco a Arella Eliora, su inmenso trabajo de forma altruista para ayudar a todas las
personas que como yo se sintieron perdidas en el laberinto de confusión de la seudo-espiritualidad de estos tiempos. 

HYR