NOSOTRAS

NOSOTRAS
Arte:Susana Khabbaz

martes, 1 de diciembre de 2009

TRIPLE FUEGO DE BRIGHID



El Triple Fuego de Brighid


Fuego en la fragua que forma y templa.
Fuego del hogar que alimenta y cura.
Fuego en la cabeza que incita e inspira.


Fuente: http://inghean-au-dagha.blogspot.com

Comentario personal:

Soy aries, ascendente sagitario y triangulación
con leo, esto me ha llevado siempre de la mano
de la locura apasionada y a ser demasiado intensa
para soportarme jaajajajjja.
Pero al encontrar a la diosa de los tres fuegos
me he calmado y me ha gustado esta descripción.

HYR

viernes, 20 de noviembre de 2009

SIRIOLEONA






Los habitantes del "Puente en el Tiempo"

Este trabajo apareció publicado en la revista Año Cero en el verano de 2000.

Me desvié por un camino pedregoso del eje central del gran templo de Amón en Karnak, en la ciudad egipcia de Luxor. A poco más de cien metros, saliendo en dirección noreste desde el IV pilono, casi enterrado entre la maleza que crece a su alrededor y los irregulares montículos de tierra, se divisa un pequeño templo dedicado a la divinidad de Menfis, el dios azul de los artífices, Ptah.

Alejado del molesto bullicio de los turistas que se vive dentro del recinto sagrado de Amón, el templo de Ptah se presenta como un lugar reconfortante y acogedor. Su escasa espectacularidad lo convierte en un templo muy poco frecuentado por los visitantes. Algunos de los cartuchos conservados sobre sus paredes de caliza lo delatan como una construcción realizada durante el reinado del faraón Tutmosis III. 1.475 años antes de Jesucristo, aunque la mayor parte de lo que se conserva es una reconstrucción posterior, de la época ptolemaica (s. III a. de C.).

A pocos metros del santuario, ya puedo advertir cómo en su interior hay algo especial que lo convierte en un lugar extraordinario. Caminando entre los bajos pilonos y las estrechas puertas de este templo, comienzo a percibir la acompasada respiración del animal. A medida que me acerco, el resuello se hace más audible y siento cómo la adrenalina se me dispara anunciándome el momento del contacto. Cubierto por el manto de oscuridad que cubre el sancta sanctorum, el mismísimo umbral con el Más Allá, dirijo la mirada hacia la cámara lateral que hay a la derecha. Siento cómo mi corazón se acelera bajo la mirada de la diosa. Allí contemplo la majestuosa efigie de Sekhmet. Silueteada por un halo de luz que se escapa por el estrecho ventanal que tiene sobre su cabeza, comprendo al instante las innumerables percepciones espirituales que levanta esta diosa, incluso, miles de años después de que descendiera sobre la Tierra.

Sus primeras huellas se pierden en la noche de los tiempos y quizás sean mucho más antiguas de lo que los investigadores habían pensado hasta ahora. En cualquier caso sobran adjetivos para reconocer la admiración que aún hoy muchas personas sienten por esta divinidad leonina; pero ¿cuál es el origen verdadero de la diosa Sekhmet?


El despertar de la divinidad

El significado del nombre Sekhmet en jeroglífico es “la poderosa”. Originalmente fue la diosa con cabeza de leona de la ciudad de Rehesu, muy cerca de Letópolis, al noroeste de El Cairo. La evolución política y religiosa sufrida a lo largo de la historia de Egipto, la vinculó como esposa del dios de Menfis, Ptah, y como madre del dios Nefertum, el loto azul primordial del que se alza el sol durante la creación.

La diosa Sekhmet siempre era representada como una mujer con cabeza de leona, coronada por un disco solar ante el que se erguía una temible cobra. Por ello, y al igual que sucede con la diosa vaca Hathor, para los egipcios Sekhmet era el ojo del dios sol Re; la fuerza aniquiladora de la raza humana y la causante de las terribles epidemias que con frecuencia asolaban Egipto en épocas de crisis.

En los más profundos misterios que rodean a la religión egipcia, Sekhmet desempeñó un importante papel desde el comienzo de los tiempos. En el Libro de la Vaca Divina se relata el cataclismo producido por un trastorno temporal de las relaciones entre los dioses y los hombres. En este texto se describe el momento en el que los humanos traman una serie de planes malvados contra el dios Re. La diosa Hathor como representante del Ojo de Re venga esta afrenta y, transformándose en la sanguinaria Sekhmet, persigue a los hombres. El propio texto nos relata de qué manera la leona, en el éxtasis de su matanza, gustaba de bañarse en la sangre de sus víctimas. En un extraño giro de las circunstancias, el Libro de la Vaca Divina describe a continuación cómo Re perdona a la Humanidad y, para evitar que Sekhmet continúe con su matanza, la engaña inundando el campo de batalla con vino, líquido que la diosa confunde con la sangre de sus vencidos. De esta manera Sekhmet cae embriagada, salvándose el resto de la gente que había podido sobrevivir al primer cataclismo.

Desconcertados por el contenido del documento sagrado egipcio, cabe preguntarnos: ¿por qué, entonces, los antiguos egipcios adoraban a una divinidad dañina y sanguinaria? ¿Buscaban con ello un equilibrio de las fuerzas cósmicas y alcanzar con ello el equilibrio universal, la fuerza de Maat? Para poder encontrar el verdadero significado de esta fascinante diosa tenemos que ahondar aún más, hasta llegar incluso al origen del propio Hombre, después de pasar, claro está, por su subconsciente...

Las garras protectoras del león

En la mística egipcia, el león siempre ha estado vinculado con los cultos solares y en especial con la imagen del dios solar Re. Por ello, el dios Horus-Re, que siempre era identificado con la imagen de un halcón, cuando simbolizaba al sol de la mañana pasaba a ser un león. Precisamente en esta última acepción Horus era identificado con la guerra y la destrucción, adquiriendo así los mismo apelativos que la diosa Sekhmet. Por otra parte, el Horus convencional con cabeza de halcón significaba para los antiguos egipcios el lado vivificante y protector del disco solar.

Con estos antecedentes no es de extrañar que el león fuera identificado con el poder real como algo casi exclusivo. Por ello, uno de los atributos faraónicos más importantes era, precisamente, la cola de león que pendía lánguidamente del cinturón de su faldellín. También los tronos y sillas reales tenían patas con garras o cabezas de león. De varios faraones, como Ramsés II, se decía que tenían como animal de compañía preferido un impresionante león.

Pero qué duda cabe que el símbolo egipcio más conocido relacionado con el león es la esfinge. Se trata de un animal con cuerpo de león y cabeza humana que, como sucede con la Gran Esfinge de Gizeh, solía ser empleado como guardián de grandes santuarios o lugares sagrados, impidiendo así el acceso a las fuerzas negativas encabezadas por el malvado dios Set. El mismo cometido de protección desempeñaban los leones gemelos -símbolo del dios Aker-, que se acostaban frente a las puertas del Inframundo, con el fin de servir de guardianes para que el dios Re llevara a cabo su itinerario nocturno sin ningún peligro.

Pero, ¿a qué se debe ese apego hacia el león, apego que no se repite con ningún otro animal en el milenario panteón egipcio? ¿Qué papel jugaba Sekhmet o el león en todo este dédalo de animales y bestias?

La esencia oculta de Sekhmet

Según hemos podido comprobar con lo que hemos expuesto hasta ahora en este trabajo, todo parece indicar que los antiguos realmente no adoraban a Sekhmet por el significado de sus poderes sino por ser una divinidad encarnada en un animal muy concreto: el león.

Para comprender esta ideología, tenemos que retroceder hasta el comienzo de los tiempos. Siguiendo este camino, tras buscar las respuestas en las crónicas milenarias de los antiguos egipcios, llegaremos a una sorprendente conclusión, la misma que alcanzaron los investigadores Robert Bauval y Graham Hancock, en su libro Guardián del Génesis.

En los Textos de las Pirámides -una suerte de sentencias mágicas que los egipcios escribieron en el interior de algunas pirámides-, aparecen los tepi-aui, es decir, "los dioses antepasados del círculo del cielo". El nombre de estas divinidades primigenias se escribía con el jeroglífico del cuerpo de un león yacente del que sólo se ven las garras, el pecho y la cabeza. El mismo ideograma era empleado para escribir el nombre de los Akeru, divinidades que según los egipcios vivieron sobre la Tierra incluso antes que la aparición en los cielos de Re.

Partiendo de esta base, Bauval y Hancock buscaron en las antiguas cronologías egipcias cuáles eran estos misteriosos dioses de aspecto leonino. Así se encontraron con un hecho fascinante: los propios textos egipcios relataban la historia de su pueblo, cuyo comienzo era mucho más antiguo de lo que los egiptólogos modernos nos quieren hacer ver.

Manetón de Sebenito, un sacerdote heliopolitano que escribió una Historia de Egipto en tiempos del faraón Ptolomeo I ( s. III a. de C.), nos hablaba de los diferentes reinados que se sucedieron en Egipto hasta su época, según estaba escrito en los textos secretos de su templo en Heliópolis. Hasta entonces Egipto estuvo dirigido en cuatro etapas diferentes por Dioses (13.900 años), Semidioses y Espíritus de los Muertos (11.025 años) y, finalmente, los reyes mortales, divididos en las treinta dinastías que hoy se aceptan.

Tras atar estas pistas con documentos que ofrecen una aparente credibilidad, Bauval y Hancock llegaron a la conclusión de que los egipcios tenían la noción histórica de la existencia de un misterioso "puente en el tiempo" entre los Dioses primigenios y sus reyes mortales. ¿Quienes ocuparon el trono de Egipto durante ese largo período de tiempo, 11.025 años? Los propios egipcios nos dan la respuesta en sus textos religiosos, enmascarando su verdadera identidad en multitud de nombres como "dioses y héroes", "espíritus de los muertos", "brillantes", "antepasados", "seguidores de Horus", etcétera. Curiosamente, la mejor pista nos la legaron con la forma de escribir sus nombres: ¡en casi todos aparecía la misteriosa presencia de un león! Al fin y al cabo la esencia misma de la diosa Sekhmet.

Sin lugar a dudas, los antiguos egipcios vieron en la imagen del león algo que les recordaba una vida cuya lejanía en el tiempo parecía escalofriante; algo que les devolvía al seno materno y al comienzo de la propia vida. Esa misteriosa esencia, donde quiera que esté, lejos de haber desaparecido, sigue latente entre nosotros. Los contactos sagrados con las divinidades leoninas han vuelto a renacer después de varios siglos en nuestra civilización moderna. Son demasiados los casos conocidos como para dar la espalda a un fenómeno que cada día está más latente entre nosotros.

La diosa sanadora

Sekhmet era adorada en multitud de templos en los que poseía una capilla particular o asociada a la de su esposo, Ptah. Junto a Hathor tenía un templo común en la antigua ciudad de Imu, hoy Kom el-Hisn, en el límite occidental del Delta, y que se fecha en el Imperio Medio (ca. 1950 a. de C.). Pero, sin lugar a dudas, el más conocido de todos es el santuario ubicado dentro del templo de Mut, la diosa Madre y esposa de Amón, en Karnak. Allí, Amenofis III (ca. 1400 a. de C.) mandó erigir cientos de estatuas de esta diosa en granito negro, algunas de ellas conservadas hoy en el Museo británico de Londres.

Ya en la Antigüedad los templos de Sekhmet eran muy populares. Han trascendido hasta nosotros múltiples testimonios en los que se mencionan las extraordinarias facultades curativas de los sacerdotes ligados a esta diosa quienes, ayudándose de la magia, eran capaces de luchar contra las enfermedades más difíciles. Incluso las propias imágenes de Sekhmet eran célebres por sus curaciones. Así ocurría con la representación de esta leona en los muros exteriores del templo mortuorio del rey Sahure (ca. 2475 a. de C.) junto a su pirámide, en Abusir.

Con el paso del tiempo su imagen fue vinculada a la de otro gran sanador, Imhotep. De entre los innumerables títulos de este sabio de época del faraón Zoser (ca. 2600 a. de C.), destaca por la importancia que tendría en la historia de Egipto, el de médico. Divinizado, Imhotep poseía en la isla de Filae un santuario al que peregrinaban toda clase de enfermos. Por ello sus excepcionales facultades curativas fueron identificadas muy pronto con las de la diosa Sekhmet de quien se pensó que era hijo, llamándosele en ocasiones Nefertum.

Las otras Sekhmet

Los cambios de personalidad en esta diosa eran algo común toda vez que, con el paso de los siglos, la religión egipcia se fue convirtiendo en algo mucho más ecléctico y complicado. La situación política que se iba generando, obligaba a tener que aglutinar en una sola creencia una innumerable lista de divinidades. Por ello no es de extrañar que Sekhmet fuera identificada con la diosa Hathor o con la diosa gata Bastet. De esta última se decía que era el perfil tranquilo de la leona sanguinaria.

Sin embargo, existen varias divinidades leoninas en el amplio panteón egipcio además de la mencionada esfinge. Por una lado está el propio hijo de Sekhmet, Nefertum, representado con forma de león. Este aspecto también tenía el matrimonio de gemelos de Shu, el dios del aire, y de Tefnut, la diosa de la humedad, ambos pertenecientes de la Enéada de Heliópolis, y adorados originariamente en Leontópolis (Tell el Yahudiya), a pocos kilómetros al norte de El Cairo, y en Oxirrinco, en el Egipto Medio. En la otra Leontópolis (Tell el Muqdam), situada en pleno corazón del Delta, se adoraba al dios local llamado Mihos, hijo de Bastet. Finalmente no tenemos que olvidar que el célebre geniecillo Bes, entidad benéfica conservada en miles de amuletos protectores, era un enano saltarín que poseía una abundante melena de león.


El regreso de la diosa Sekhmet

“Entonces una figura se movió desde la oscuridad. No la había notado previamente, porque era tan negra como las sombras en las que permanecía. Su cuerpo era inequívocamente femenino, pero su rostro era el de una leona

Permaneció ante mí, tendiéndome una mano y me puso de pie. Cuando abrió su boca para hablar, unas violentas descargas eléctricas sacudieron mi cuerpo por entero”.

Este fragmento perteneciente a la descripción de un sueño protagonizado por el investigador estadounidense Brad Steiger el 2 de diciembre de 1974, demostró ser después un simple eslabón más de una complicada cadena de sueños vividos por un grupo reducido de personas esa misma noche. Curiosamente, todos ellos tuvieron un mismo denominador común: la presencia de una misteriosa figura femenina de aspecto leonino. ¿Quién era esta leona? Toda esta historia se convierte en un estremecedor relato, cuando sabemos que hasta ese momento, ninguno de los protagonistas tenía ni la más remota idea de lo que era la diosa egipcia Sekhmet.

Como si se tratara de una gigantesca bola de nieve, este fenómeno ha ido multiplicándose de una forma espectacular alcanzado cotas increíbles en las dos últimas décadas. Lejos de evolucionar hacia contactos fríos como pudieran ser percibidos por medio de los sueños, algunos sensitivos pudieron contactar por medio de algo mucho más cercano y material; algo que permitía llegar incluso a sentir el calor del lomo de la diosa Sekhmet...

Las estatuas vivas

Se cuentan por cientos las experiencias de personas que han vivido y sentido algo especial ante una estatua de Sekhmet. El comienzo de este tipo de contactos cercanos con estas estatuas suele ser similar en todos los casos y con varios puntos en conexión, circunstancia que para los psicólogos convierte este fenómeno en un campo muy atractivo para la investigación.

Por lo general, la gran mayoría de los nuevos contactados no ha oído hablar nunca de la diosa Sekhmet. Su primer encuentro se produce de forma totalmente fortuita cuando visitan una exposición itinerante de Egipto o un gran museo de arte. Todo el recorrido parece normal hasta que se sitúan ante la estatua de la diosa leona. Es entonces cuando muchas de estas personas experimentan una sensación indescriptible similar a un shock emocional. Según sus testimonios las estatuas emanan una energía sutil, igual que si fueran baterías de energía; algo que hace que los sensitivos entiendan las figuras de Sekhmet como estatuas vivas.

Después de este primer encuentro, todos se sienten interesados de una forma repentina por la figura de esta misteriosa diosa y buscan información para intentar dar una respuesta a esa experiencia vivida. Sin embargo, en casi la totalidad de los casos, los libros de egiptología tradicionales no satisfacen sus necesidades.

Uno de los lugares más importantes en lo que a contactos con estatuas vivas se refiere, es el Museo Británico de Londres. Cualquiera de los encargados de las salas egipcias puede constatar la especial atención que muchas personas tienen hacia las seis estatuas de la diosa Sekhmet que hay en la gran galería que reúne obras de arte egipcio. Muchos visitantes se sienten atraídos de una forma misteriosa a tocarlas, relatando luego la sensación de paz y bienestar interior que han sentido durante aquellos breves instantes. En ocasiones, algunas personas se ven necesitadas de vivir asiduamente esta sensación de paz por lo que adquieren figuras de Sekhmet para intentar repetir la experiencia. Sin embargo, por una razón todavía desconocida, las estatuas de granito negro de Sekhmet, encontradas a cientos en el templo de Mut de Karnak y dispersas por varios museos del mundo, entre ellos el British de Londres, están cargadas de una energía especial que las convierte en piezas únicas, resultando totalmente improductivo intentar el contacto con una burda reproducción de escayola o resina.

Un lugar de culto para Sekhmet

En otros casos el contacto con Sekhmet se produce de una manera totalmente separada de la tradición egipcia, más cercana al concepto moderno de Nueva Era y su relación con los cultos a la Madre Tierra. Por lo menos así lo reconocen los participantes de los ritos celebrados en el templo que Sekhmet tiene en Nevada (Estados Unidos). A 75 kilómetros al norte de Las Vegas se halla en Cactus Spring uno de los pocos santuarios modernos dedicados a esta divinidad. En 1993 Genevieve Vaughn compró unos terrenos en medio del desierto de Mojave en Nevada, cumpliendo así una promesa realizada a la diosa 28 años atrás, en la que manifestaba el deseo de realizar un templo en honor de Sekhmet.

La construcción, diseñada por una arquitecta de Nuevo México, de nombre Molly Neiman, fue totalmente sufragada por una asociación feminista involucrada en protestas antinucleares. No en vano el propio templo está levantado a menos de 100 kilómetros de una central nuclear. Los materiales empleados para su construcción fueron paja, alambre y estuco. El pequeño santuario se coronó con una gigantesca cúpula hecha con aros de cobre, la única parte realizada por un hombre, Richard Cottrell. Los cuatro arcos que sujetan esta cúpula están orientados hacia los puntos cardinales al igual que sucede con las salas de muchos de los templos egipcios. En el centro del templo hay una estatua de tamaño natural de la diosa Sekhmet realizada por la escultora Marsha Gómez.

El santuario de la diosa es dirigido en cuerpo y alma por Patricia Pearlman, una especie de bruja y sacerdotisa moderna de Sekhmet, que ha dedicado su vida a esta tarea. Ella es la encargada de realizar en el interior del templo los rituales mágico-espirituales autorizados por la propia diosa. A través de éstos se consigue que cada vez haya más personas que, como ellos mismos afirman, despierten en el poder de la divinidad leona egipcia. Pearlman declara que les “gustaría que la gente de todo el mundo viniera hasta aquí para honrar a la diosa y a la Naturaleza”. Además, la propia ubicación del santuario de Sekhmet no es casual: “El templo está cerca de la central nuclear con el fin de poder curar a la Tierra y hacer que la gente tenga cuidado con la destrucción de nuestra Madre”, añade la sacerdotisa.

Ya sea en sueños, por medio de estatuas o con mistéricos ritos templarios, la abrumadora cantidad de experiencias relacionadas con Sekhmet, parece indicar que tras su imagen se esconde un enigmático fenómeno que enlaza directamente con la antigua tradición egipcia y que para nada puede ser explicado con la casualidad. Y es precisamente la ignorancia que tenemos sobre su naturaleza, lo que nos impide encontrar una solución a este misterioso enigma psíquico e histórico. Sin embargo, son numerosos los especialistas que han buceado en los orígenes de la diosa Sekhmet alcanzando varias explicaciones al fenómeno.

El mundo de los arquetipos

Escudriñando en el origen de enigmáticos rituales iniciáticos, algunos investigadores como el psicólogo norteamericano John White, parecen haber encontrado una respuesta a este fenómeno. Ésta se encontraría en los arquetipos, un envoltorio energético compuesto por una nueva energía -quizás, no física- actualmente desconocida, que rodea la Tierra y al que podemos acceder mediante el sueño, la meditación o los estados alterados de conciencia.

En cualquier caso, parece estar muy clara la cercanía entre las visiones oníricas de unos y los contactos con estatuas de otros. El más reconocido de los investigadores, el también psicólogo norteamericano Robert Masters, que se hizo célebre en los años 70 por su teorías sobre la psicología del sexo, dedica en la actualidad todo su tiempo al estudio del fenómeno de Sekhmet. Matizando la hipótesis de White, Masters afirma que el mundo de Sekhmet estaría en algún lugar entre nuestro propio Mundo y el de los arquetipos.

Masters ha investigado cientos de casos en los que sus pacientes han entrado en trance con el sólo hecho de sentarse ante una estatua antigua de la diosa. Según los testimonios de las descripciones recogidas, en el mundo de Sekhmet uno puede verse a sí mismo mucho más joven o con aspecto leonino; una especie de juego de roll en el que el protagonista, el propio individuo, ha de superar numerosas pruebas como el enfrentamiento con terribles demonios o la lucha contra leonas. Según Masters todo ello no sería más que una representación simbólica del proceso interior de cada persona, personificado por una divinidad andrógina y dualística -creación y destrucción- como es la egipcia Sekhmet.

¿Huellas de una civilización extraterrestre?

Por otra parte, la escritora e investigadora Murry Hope es quizás quien ha llevado hasta el extremo este tipo de trabajos. Desde 1980 afirma mantener contacto telepático con unos seres llamados Paschat, y en especial con uno de ellos, Kay-nee, cuya ubicación espacio-temporal sería diferente a la nuestra. Hope defiende que estos seres proceden del futuro y de un planeta situado en un sistema solar cercano a la estrella Sirio. Dentro de los Paschat, Kay-nee sería miembro de una tribu denominada Karidel, cuyo aspecto físico es lo más parecido a un extraño felino entre el gato doméstico y el león; es decir, Sekhmet.

En este otro mundo, según Murry Hope, también habría cabida para otro tipo de seres, en este caso etéreos, denominados los Cristalinos (the Crystal People), nombre recibido por el material del que están hechos, más identificados con un mundo intelectual y creativo. La autora estadounidense afirma que los Cristalinos poseen el añadido de que incluso pueden encarnarse en cuerpos terrestres, existiendo en la actualidad algunos de ellos en nuestro planeta. Curiosamente, estos seres nos recuerdan a los misteriosos Akeru, “brillantes”, o “semidioses” que gobernaron Egipto en el puente en el tiempo entre los dioses y los reyes mortales.

En cualquiera de los casos, la realidad quizás esté mucho más cerca de lo que pensemos. La única verdad es que la imagen de la diosa Sekhmet sigue generando extraños estados alterados de conciencia en algunos sensitivos, y eso es algo que nadie puede negar. Posiblemente, la respuesta al enigma leonino permanezca oculto en alguno de los templos erigidos en honor de esta diosa hace miles de años, esperando a que su secreto sea desvelado.

El vínculo estelar de Sekhmet

El reducido tamaño de la cabeza de la Esfinge de Gizeh ha originado más de una disputa sobre su verdadera atribución. Si la egiptología tradicional parece inclinarse por los reyes Keops o Kefrén como los posibles autores de este gigantesco león de más de 70 metros de longitud, algunas investigaciones parecen retrasar aún más su cronología. A los estudios geológicos que la datan entre el 5000 y el 7000 a. de C. (ver AÑO/CERO nº90), la astroarqueología la retrasa aún más, concretamente hasta el 10500 a. de C., momento en el que la Esfinge estaría perfectamente orientada hacia la constelación de Leo. De confirmarse esta datación, ¿poseía por entonces la Esfinge cabeza de la diosa Sekhmet, para ser más tarde retocada por alguno de los reyes mencionados? ¿Tuvo realmente alguna relación con la constelación de Leo o con otro grupo de estrellas?

La investigadora estadounidense Murry Hope, guiada por sus propias experiencias personales, protagonizadas desde hace casi 20 años, parece haber encontrado una respuesta al enigma de Sekhmet y su relación cósmica. En su libro The Sirius Connection vincula a la divinidad leona con Sirio A, la estrella más brillante de la constelación del Can Mayor.

Si bien los textos parecen indicar que los egipcios identificaban la mencionada estrella con Isis, la esposa de Osiris, el dios de la muerte vinculado a Orión, Hope expone un esquema alternativo a la tríada Isis-Osiris-Neftis (Sirio A, B, y C, respectivamente), para solventar este problema. Según los mensajes recibidos, la tríada sería realmente la compuesta por Sekhmet, Hathor, y Re. ¿Podría estar relacionado este enigma con los anómalos conocimientos de la tribu africana de los dogones en Mali (ver AÑO/CERO nº96) quienes ya sabían que Sirio era un sistema triple siglos antes de que la ciencia moderna tuviera conocimiento de ello?

Para otros investigadores como Richard C. Hoagland debemos dirigir la mirada hacia Marte para encontrar más referencias sobre la diosa Sekhmet. Partidario acérrimo de que las construcciones de la meseta de Cydonia en Marte son artificiales, Hoagland, antes de que se difundieran las últimas fotografías de la “cara” del planeta rojo, realizó varios análisis sobre las antiguas imágenes concluyendo que lo que allí había representado era un híbrido entre felino y hombre. ¿Otro arquetipo de la diosa Sekhmet?

¿Anuncia Sekhmet el final de los tiempos?

John Anthony West, autor de varias investigaciones alternativas al estudio del antiguo Egipto, especialmente sobre la Esfinge, y autor entre otros libros de Serpent in the Sky y de The Goddess Sekhmet, parece intuir una explicación terrorífica y catastrófica al reciente enigma de la presencia de la diosa leona egipcia en los sueños de cientos de personas.

Según este autor, la civilización moderna es una especie de gran parque cuyo crecimiento y evolución, lejos de deberse a razones propiamente naturales, es originado por las continuas aportaciones realizadas por el Hombre. Así, el gran parque en el que vivimos no es en sí mismo la conquista de la Naturaleza, ni la supresión de aquellos elementos característicos de la naturaleza humana, sino que está formada por gruesos pilares que son las grandes religiones. Éstos, a su vez, se sustentan sobre sofisticadas comodidades, circunstancia que nos facilita el distinguir una sociedad moderna de otra primitiva.

Si los guardas del gran parque, continúa West, es decir los sacerdotes, filósofos, artistas, etcétera, se desvían de su camino original, la estructura que sustenta la civilización cae en la decadencia, luego en la corrupción y finalmente en la inevitable autodestrucción. Algo muy similar sucedió, según este autor, en la Antigüedad cuando el continente de la Atlántida desapareció para siempre, en la aniquilación de Sodoma y Gomorra por sus excesos incontrolados o, en Egipto, en un tiempo antiquísimo, solamente esbozado por algunas crónicas, cuando los hombres se negaron a seguir las pautas marcadas por los dioses. Fue justamente entonces cuando Sekhmet apareció con su fuego purificador, enviada por el disco solar, Re, con el fin de castigar a la Humanidad, arrasándola de la faz de la Tierra.

¿Pueden relacionarse las recientes apariciones de la diosa Sekhmet con esta visión catastrofista de los tiempos que nos han tocado vivir? ¿Son los sensitivos y contactados que dicen hablar con las entidades leoninas, el hilo conductor del incierto futuro que nos espera?

© Nacho Ares 2004

jueves, 19 de noviembre de 2009

CARLOS GONZALEZ-PROFESOR DE LA NUEVA TIERRA

Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.

Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:

“Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos...
Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.

Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
Se plantea un modelo de enseñanza que se basa en descubrir la fuerza interior.

Hoy puede ser ciencia ficción...tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.

Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar...hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…

Carlos González

P.D Mi blog es: www.ladanzadelavida12.blogspot.com
* El libro se puede descargar en mi blog

viernes, 6 de noviembre de 2009

FALTA TENSIÓN SEXUAL EN LAS PAREJAS


"Hoy día falta tensión sexual enlas parejas"
IMA SANCHÍS - 22/09/2009

Tengo 54 años. Nací en Londres. Casado, dos hijos. Fui monje. Estoy licenciado en Religiones Comparadas. Sufrimos una crisis social y política cuya raíz es la dominación de los valores masculinos sobre los femeninos. La misma fuerza que la mueve a usted lo mueve todo

or qué se hizo sacerdote hinduista?

P Estaba aterrorizado por la superficialidad de la cultura moderna.

¿Qué aprendió?

Que yo soy la fuerza vital que lo mueve todo, pero al cabo de diez años quise dejar de ser un espíritu sin cuerpo. Somos seres espirituales, físicos, emocionales y mentales.

Y se casó con Elisabeth.

Y decidimos explorar las relaciones íntimas como camino de autoconocimiento. Trabajé con grupos de hombres que se habían dado cuenta de que la masculinidad heredada de sus padres y abuelos ya no era válida; pero percibí que los que se esforzaban por añadir a su vida valores femeninos (empatía con las mujeres, cuidado de los niños...) tampoco funcionaban en sus relaciones de pareja.

No diga eso, que va a desanimarlos...

Tradicionalmente, el principio básico en el que se han basado las relaciones de pareja ha sido el sentido del deber, no esperaban disfrutar. Del deber pasamos al placer: las parejas quieren ser felices y pasarlo bien.

Normal, ¿no?

Sí, pero en la mayoría de los hogares el hombre se siente infinitamente criticado, no respetado y sexualmente frustrado; y la mujer, malhumorada, impaciente, intolerante, invisible y no amada.

Menudo panorama.

Hoy las mujeres rechazan ser dominadas por hombres emocionalmente ausentes, inmaduros y arrogantes, a los que hay que cuidar como niños a la vez que admirar.

Una pirueta imposible, sí.

Y los hombres, despojados de su superioridad, dejando de ser cabeza de familia, retroceden para dar espacio a esta nueva mujer. Corren tras ella sirviéndole tazas de té, tratando de complacerla, pero esta clase de masculinidad débil la irrita aún más.

Mamá enfadada-niño bueno.

Sí, mujer dura-hombre débil. Y las mamás no quieren sexo con sus niños. No hay tensión sexual, lo cual es un problema.

Sin duda.

Se trata de un modelo cultural que nos afecta a todos, es la disputa de la época: ella, que tiene una memoria emocional que impresiona al hombre, comienza a enumerar ejemplos de su inmadurez e incompetencia. Él contraataca, huye o se mofa.

¿Existía tensión sexual con el modelo hombre dominante-mujer sumisa?

Sí, pero era destructivo. Hoy, al haber perdido la esencia de lo femenino y de lo masculino, las parejas son amigos.

¿Y eso no está bien?

Falta la alquimia. Lo femenino y lo masculino son dos potencias del universo que, cuando se unen, transforman. Cuando la mujer recupera su feminidad real y él su masculinidad, recuperan la tensión creativa.

Reivindicamos, pero femeninamente... La primera mujer, la tradicional, es femenina pero sin poder, no puede decir lo que siente y lo que piensa porque las emociones y los sentimientos no son punto de partida de nada. Hoy hemos empezado a hablar de emociones y a valorar la habilidad de la intuición y la sensualidad; pero es la tercera mujer la que realmente desarrolla esos valores, ese poder.

Bien.

La mujer de hoy desarrolla su poder a través de lo masculino; es decir, sois más mentales y más duras. El verdadero poder femenino es la conexión con lo interno, precisamente con la feminidad, la capacidad intuitiva, creativa y visionaria. La receptividad, principio femenino, no es pasividad.

Pues dígame qué es.

Responder a estímulos constantes. La mujer evolucionada es feroz, no es domable, derrumba todo lo que no es real. Su enfoque es la conexión emocional y sensorial.

¿Cómo acceder a esa confianza?

La primera mujer es más tierna que la segunda, que ha reprimido ese aspecto. La tercera debe reconectarse de la cintura para abajo, con el poder del útero, que sólo se ha utilizado para tener hijos u ofrecer sexo.

¿Dónde está el hombre que se corresponde con esa mujer?

El tercer hombre ha recuperado su poder fálico, que es dirección, visión y acción; es el amor en acción. Cuando un hombre empieza a recuperar esa agresividad positiva, asertividad, pasa de estar en la cabeza o en los genitales a estar en el corazón.

... Primero hay que abrirlo.

Exacto. Como lo femenino ha estado siempre reprimido, y más en el hombre, tiene que empezar a relacionarse con su vida emocional y dejar de defenderse constantemente de la mujer.

...

Debe abrirse al corazón de la mujer sin ser verdugo ni víctima. Lo femenino ya no es una amenaza, sino un complemento. Tanto el primer hombre como el segundo tienen complejo de inferioridad frente a la mujer porque temen su poder. El tercer hombre, cuyas raíces están dentro de su propio poder, puede ver a la mujer como un igual.

¿Qué han de trabajar ellos?

El conocimiento propio, y descubrir cuál es su regalo supremo a una mujer.

¿Cuál es?

La presencia. El femenino y el masculino es el mismo poder, pero se expresan de forma distinta. Ella perdió su poder y lo está recuperando, y debe ponerlo al servicio del corazón. Él debe cargar ese poder (dirección y acción) de sentido, de corazón.

domingo, 12 de julio de 2009

TEMASKALY




ORIGENES DEL TEMAZCAL

El nombre Náhuatl de temazcal se traduce como “Casa de Vapor”.

El origen del “baño de vapor” es tan antiguo que se pierde en la noche de los tiempos. No es privativo del continente americano, se ha encontrado vestigios de su presencia en casi todos los lugares del mundo.

De hecho una de las traducciones de Xaman - Shaman, es precisamente: “aquel que trabaja con calor y fuego”.

Ubicándose la presencia del baño de vapor en las sociedades chamanicas de Siberia, lugar de origen de la palabra Shaman.

Más causalmente Xaman es tambíen una importante palabra de la lengua Maya, la cual significa Norte. Tema asociado al Árbol Cósmico, a la estrella Polar, a aquello que guía, a la sabiduría de los ancestros.

Los vestigios mas antiguos que se han encontrado asociados con el Baño de Vapor, han sido en cuevas, por ende el llamado “hombre primitivo”, ya hacia uso de las bendiciones que esta practica aporta.

Mas en Mesoamérica su presencia se encuentra ampliamente demostrada, con una raíz fuerte, congruente, que nutre y sana.

La Dueña del temazcal es la más antigua Diosa de la Tierra: Tlazolteotl, ella se desdobla en múltiples manifestaciones, una de ellas es Temazcaltoci, la “Abuela de los Baños de Vapor”; mas también es Teteoina “La Madre de los Dioses”; Tlaelcuani en su cualidad de “Devoradora de inmundicia”, Yoalticitl como “Señora del parto y la medicina”. El tema es hermoso y extenso, abarca infinidad de facetas de la naturaleza del ser humano y de las cosas.

Tlazolteotl es Madre Nutricia, Señora de los Mantenimientos, además es la Señora de la Adivinación, patrona de las Mujeres – Hombres Medicina, de las Parteras, Curanderas, de los Tonalpouhque, aquellos que trabajan con la cuenta de los días.

Tlazolteotl tiene como atributos el algodón y la escoba, y como Toci es el “Corazón de Cristal de la Tierra”, dueña de Ollin, en su cualidad de “movimiento telúrico”, por ello, entre otras cosas se define en el lenguaje asociado al temazcal la frase “ correr el temazcal”, ponerlo en movimiento.

Las piedras del temazcal son de origen volcánico, provienen del Corazón de Cristal de Toci y con cada grupo de ellas que entra a cada una de las Cuatro Puertas que conforman el Temazcal Ritual, la o el Temazcaltzin le pone en “movimiento”, corre cada una de las puertas que esta asociadas a los “Vientos”, a un elemento, a un reino de la naturaleza.

Nuestros hermanos del norte, los Lakota, su tradición de Inipi tiene gran similitud con el Temazcal Ritual del Anáhuac, las variaciones son pocas y la esencia es la misma.

Ellos también reciben el regalo del Ritual del Inipi, a través de una energía femenina: La Mujer Búfalo.

OMETEOTL

El concepto de Ometeotl, su profundo significado se encuentra presente en cada uno de los aspectos asociado el Temazcal Ritual.

En el temazcal todo actúa como medicina, es uno de los caminos de salud holística por excelencia, integra diversas terapias: termoterapia, hidroterapia, fitoterapia, aromaterapia, psicoterapia, musicoterapia y canto.

El amor, la entrega, el respeto, la pureza de intención en el corazón de todos aquellos que acuden a ofrendar y recibir “una respuesta” en el Temazcalli es vital.

El conocimiento del rito, la comprensión clara del concepto de temazcal y su propósito, por quien esta a cargo del mismo, más el hecho que debe ser un terapeuta, para poder manejar las serie de cambios psicofísicos que se dan en las personas que se encuentran dentro del temazcal, indudablemente que es imprescindible.

Finalmente reitero, que el temazcal integra un valioso conocimiento, es fuente de sabiduría, y el vivir la experiencia lleva a sanar lo físico, lo emocional, lo mental y lo espiritual.

Más también reconozco que en otras partes del cuerpo de Tonantzin Tlalli, se han dado similares manifestaciones a lo que aquí llamamos Temazcal, actuemos como hermanos, respetando y honrando cada uno de sus caminos con sus propias particularidades, las que indudablemente han sido otorgados por la Madre Común de todos los Reinos: LA MADRE TIERRA.

Tierra mi carne, Agua mi sangre, Aire mi aliento y Fuego mi espíritu…



Por Todas Mis Relaciones.



Con Amor Inphinito: Lolita Vargas Malinalticitl

domingo, 28 de junio de 2009

LA JOYA DE MEDINA






La joya de Medina

Este libro escrito por Sherry Jones y titulado la Joya de Medina, trata sobre la vida de Aisha, una de las mujeres del profeta del Islam. Las líneas cronológicas de este libro van desde su compromiso con Mahoma, el año 619 hasta la muerte de éste, el año 632, cuando Aisha a penas tenía 19 años .
Aisha era la hija de Abu Bakr, un rico mercader de la Meca a quien Mahoma amaba casi más que a su propia vida ya que Abu bakr fue uno de los primeros en creer en su palabra como mensajero de Allah.


Aisha, vivía con su familia durante los duros tiempos de la fundación del islam, en el siglo VII. A la edad de nueve años es dada en matrimonio al profeta, un honor mayor que el que la joven Aisha alcanza a comprender. Acostumbrada a fantasear con su hermana y con su amado Safwan sobre lo maravilloso que sería vivir como beduinos, luchando sin sentirse discriminada por ser mujer, el verse encerrada y privada de la vida propia de una niña, le hizo madurar antes de tiempo. La difícil adaptación a su nuevo hogar hace que Aisha se vea obligada a recurrir a toda su astucia y su valor para hacerse un lugar en el harén, cada vez más concurrido por las nuevas esposas de Mahoma.


Poco a poco empieza a valorar la vida que le ha tocado vivir y poco a poco aprende a amar al profeta y apreciar todo lo que él hace por la umma o comunidad islámica. Su ingenuidad y su devoción por Mahoma y por el Islam la convierten en una consejera fundamental para el profeta, llegando a ser una de las mujeres más importantes del Islam y una fiel protectora del legado de Mahoma.


La Joya de Medina, es un libro que ha causado mucha polémica hasta el punto de que varias editoriales han retirado su publicación. La polémica viene por parte de los académicos, que no se ponen de acuerdo en la edad del matrimonio de Aisha con el profeta. Además, hay que tener en cuenta que hablar sobre Mahoma o sobre las personas que estuvieron en su círculo más próximo es un tema sagrado que tiene que ser tratado de una manera minuciosa y respetuosa, ya que todo lo que se escribe sobre el profeta, sobre todo desde Occidente, es examinado con lupa por el mundo musulmán.


Desde mi punto de vista creo que el tema ha sido tratado con todo respeto, es una novela que proyecta muy bien la época que tuvo que vivir Aisha y la dificultad de la vida en un tiempo de guerra constante. Pero creo que la autora ha buscado más el morbo que puede causar la relación entre Mahoma y Aisha que la propia vida de ella ya que el libro termina cuando muere el profeta, por lo tanto Aisha tan solo tenía 19 años, muy joven todavía para desarrollar la política que hizo.
Uno de los acontecimientos que marcaron la vida de Aisha y, que no se menciona en el libro, es la conocida “La Batalla del Camello”.


A los 42 años, se dirigió al campo de batalla al frente de un ejército que no aceptaba la legitimidad del cuarto califa ortodoxo, Ali. Esto sucedía en Basora el 4 de diciembre del año 656. De hecho, Aisha desempeñó un papel fundamental en la vida de dos Califas. Contribuyó a la desestabilización de Uzman, el tercer califa, al negarse a ayudarlo en el momento en que estaba sitiado en su propio domicilio por los rebeldes. Abandonó Medina al borde de la guerra civil para hacer la peregrinación a La Meca, a pesar de las protestas de muchos notables de su entorno. En cuanto a Ali, el cuarto califa, contribuyó a su caída al dirigir la oposición armada que no aceptaba su legitimidad. Los historiadores llamaron a ese enfrentamiento “La batalla del Camello”, aludiendo al camello que montaba Aisha, evitando de esa manera ligar en la memoria de los musulmanes de a pie un nombre de mujer con el de una batalla. Aún así, no se puede borrar a Aisha de la historia del Islam.


Para los suníes musulmanes es una mujer idealizada y ocupa un papel como el de la Virgen María para los católicos, pero para los chiíes, es todo lo contrario y representa lo malo que puede ser una mujer, porque lideró en la “Batalla del Camello” las tropas musulmanas contra Alí.


Fuente:http://araboislamica.blogspot.com/2009/04/la-joya-de-medina.html

domingo, 7 de junio de 2009

LA LUNA OTRA VISIÓN




Llevo tiempo dándole vueltas
al tema de la luna, la luna llena nunca
me ha sentado bien,
siempre he sentido su influjo negativo sobre mi,
y aunque ahora está muy de moda reunirse
en la luna llena para meditar,
y lo hago con mis amigas "lunáticas" jajjajajaja,
con el noble propósito de restablecer 

Los círculos de mujeres.
siempre he tenido una sensación extraña con ella.

En el Islam se ayuna cuando hay luna llena
para protegerse de su influencia negativa,
ellos están mas conectados con la luna de gajo
de naranja.
El ramadán, empieza y termina en la mínima
expresión lunar.

Cuando leí los libros de Zacarias Sichin,
sobre las tablillas sumerias,
comprendí que será la historia
de la humanidad que se estudiará en los colegios
en un futuro cercano.

Descubrí que Enki, re-creó al ser humano
manipulándolo genéticamente
y desconectándole las hebras de ADN
iniciales que teníamos para la
evolución en el Plan Divino original,
aceleraron nuestra evolución y
nos utilizaron como esclavos-trabajadores
para su propio beneficio "Anunaki", estos seres

son como los ángeles caídos de la biblia, aunque
contado por ellos (por lo que no hay que fiarse
de ellos) necesitaban extraer oro para la atmósfera
de su planeta.

Con lo cual fuimos re-creados para ser
esclavos y nos controlaban desde la luna
con sus radiofrecuencias.

"CRECED Y MULTIPLICAROS".......
está orden no fue de Dios,
si no de los diosecillos custodios,
necesitaban mas mano de obra para sus
proyectos de minería e ingeniería.

Hicieron hibridaciones, anunakis-humanas
y aquí es cuando la mujer
empezó a parir con dolor.

En fin si os interesa el tema os recomiendo
los libros de Zacharias Zichin,
"El libro perdido de Enki" y otros de el,
también "El regreso de Innana" y
"Los Dioses del Eden"

A donde quiero llegar.
Desmantelar "Conscientemente" la influencia
de control vibracional de la LUNA sobre los
humanos.

A la vez, regenerar la rejilla magnética CRÍSTICA
y restaurar el cableado energético del
PLAN DIVINO ORIGINAL antes de la REBELIÓN y
manipulación de nuestro LIBRE ALBEDRÍO.


JESUCRISTO LO TENÍA CLARO, el los llamaba

demonios y nos advirtió continuamente del poder de su
influencia.

Barbara Marciniac, también toca este tema.
Gurdieff en su rayo de la creación,
pone a la Tierra en un lugar muy dificultoso,
llamado Planeta purgatorio
y a la LUNA, de un nivel mas bajo todavía.

HYR




LA LUNA, SATÉLITE ARTIFICIAL

Como Alex Collier y el experto en arqueología
oculta y tañedor de mandolina,
Colin Rivas, asegura que la Luna es un satélite
artificial.
Fijaos como lo relaciona con la kundalini:

"La luna es un satélite construido y
anclado fuera de la atmósfera de
la Tierra para mediar y controlar,
una super computadora u ojo gigante
en el cielo... Hay una serie de ciclos
naturales en la vida de los
humano en los cuales sube la Kundalini.
Como humanos se alimentan de
una corriente eléctrica que está enroscada
en la base de la espina
dorsal y se llama energía de la serpiente.
Es lo que mas se acerca a
la energía del Creador Original.
Uds. utilizan la energía de la
Kundalini solo para procrear y no tienen
idea de que se puede utilizar
esta energía para cambiar su visión
de la realidad.
En el mundo occidental no han llegado a darse
cuenta de esto porque hay seres que
sustentan el poder y no quieren que cambie
el "Status Quo" de la
sociedad materialista y de consumo.
a mayoría de la veces la
Kundalini se mueve de la base de la columna
vertebral hasta el segundo
chakra -de la identidad y supervivencia
sta la creatividad y
expresión sexual- y no se mueve mas.

La Tierra debe ser poseída por aquellos
que la habitan; sin embargo,
esto no es así. Tienen dioses ajenos,
energías creadoras que evitan
que Uds. como especie reinen libremente
sobre su Kundalini.
La influencia de la luna, la computadora
satelite mas importante, afecta
a todo lo que hay en la Tierra.
Los programas de la luna han sido una
gran limitante humana durante eones.
Los cuentos que relaciona la luna
llena con la locura, enfermedad y
hemorragias son bastante comunes .
La luna crea ciclos repetitivos y Uds.
responden a ellos. Uds. saben
que la tv. los influye en gran medida,
con la luna sucede lo mismo. Lo
que pasa es que no han sido capaces
de sintonizar con los programas
lunares y aprender a apagarlos,
por tanto no pueden apagarlos. Otros
tienen que apagarlos por
Uds. o reprogramarla..."


(Esta info la encontré en la red, pero no ponía fuente)

lunes, 18 de mayo de 2009

AGORA TRAILER EN ESPAÑOL




Trailer :

http://www.agoralapelicula.com/

Tendremos que esperar.......para ver
esta película donde la protagonista
es la primera bibliotecaria del mundo, Hipatia.

martes, 31 de marzo de 2009

REGALO DE CUMPLEAÑOS 1 DE ABRIL


Espero que te guste mi regalo de cumpleaños,
aunque ya sé que es mañana (o eso dice el feisbuc)
por que yo tengo la fecha cambiada, por si acaso.
un beso! DAF
Disfruta de tu nuevo look

Dafne

---------------------------------------------------

jajajajjaajaaj de monja cristiana....,
ese camino no lo he recorrido

jajajjajajajaja soy una hereje y
yo solita me excomulgué.

Si no fuera por ¿tus manos? sigo teniendo pinta
de sacerdotisa egipcia jajajjajaja.

Eso de tener una amiga artista,
tiene sus ventajas
,
podré ilustrar mis vidas multidimensionales.

La de monja cristiana... no me acuerdo.

Gracias siempre eres tan divertida y creativa.

Te quiero

Silvana

miércoles, 25 de marzo de 2009

miércoles, 18 de marzo de 2009

DANZA EN EL GENERADOR


Queridas amigas:

Mañana Danzamos-libre la feminidad y
algunos atributos de Diosas ancestrales,
para conectarnos con la energía Ying,
la que se necesita en estos momentos.

También haremos un trabajo sobre los
ori-genes.

Estáis invitadas :

Jueves día 19 de marzo en EL GENERADOR ,
Son Caliu-Palmanova
entre Mercadona y la gasolinera.

VESTIDAS DE BLANCO Y/O NEGRO,
si queréis traer velos, pañuelos o trajes
tribaleros...

a las 19:50h

GRATUITO.

Os esperamos.



Un abrazo

HYR

--

viernes, 13 de marzo de 2009

DAFNE ARTIGOT DIVINA ILUSTRADORA





http://artigotinvaders.blogspot.com

Que decir de alguién que fue/es mi amiga y mi hermana

desde los 13 años, compartimos nuestra adolescencia y

nuestros secretos, nuestra rebeldía punki y el desenfreno.

Aquí estamos juntas de nuevo, 20 años después, gracías al

facebook, jajajjaja.

Soy una loca de la creatividad, en el arte y el espíritu.

De esta duendecilla traviesa oiréis hablar mucho.

La Dragona está despertando.

La han graduado con una patada en el culo, como a todos

los que tenemos cosas que hacer, fuera de la esclavitud

del sistema.

ELLA SABE, PERO TODAVÍA NO SABE QUE SABE.

TE QUIERO DAFNE DESDE SIEMPRE.


http://artigot.blogspot.com/

artigotinvaders.blogspot.com

miércoles, 25 de febrero de 2009

INANNA





Me interesa mucho el ori-gén humano.
para saber hacia dónde vamos,
debemos saber de dónde venimos.

Soy una exploradora innata-inanna
y con ella me encontré.

Os recomiendo todos los libros de
Zacharias Zichin, sobre las tablillas
sumerias y el libro "El regreso de Innana"

Estos dioses, que aparecen en todos
los libros sagrados de la historía de la humanidad,
son los custodios, nos aportaron su hibridación
genética y el EGO, les debemos todos los conocimientos
como humanidad, pero también la manipulación y el aislamiento
de la ESCLAVITUD.

Fuimos manipulados geneticamente para ser
trabajadores-esclavos.

Mas allá de ell@s esta nuestra liberación.
Hay que reconocerlos, integrarlos, aceptarlos
, pero no adorarlos.

Todas las religiones y seudo-religiones
les sirvén a Ellos.

Tenemos que conectar con lo que fuimos antes
de su intervención.
Mas allá de los dioses custodiales de 3D Y 4D.

Allí donde el SER ESPIRITUAL habita en la LUZ DE LA UNIDAD.


Donde se encuentra nuestro PADRE CREADOR ORIGINAL.

Antes de la Caída.


Libro digital EL REGRESO DE INANNA

LIBRO DIGITAL-EL LIBRO PERDIDO DE ENKI-Zacharias Zichin

Libro digital-LOS DIOSES DEL EDEN-


Sobre todo GENESIS 6

Por que Zacarias parte de investigaciones personales, pero no tiene mucho rigor científico. aunque es interesante y parece que quiere destrozar la Biblia.


 HYR


Inanna
De Wikipedia, la enciclopedia libre

El matrimonio de Inanna y Dumuzi, al que Inanna mandó a los infiernos por tratar de ocupar su lugar cuando ella estaba en el inframundo, antes de ser resucitada por Enki.[1]

En la mitología sumeria Inanna era la diosa del amor, de la guerra y protectora de la ciudad de Uruk. Con la llegada de los acadios Inanna se transformó en Ishtar. Su representación era un haz de juncos verticales con la parte superior curvada.

Asociada con el planeta Venus, se le identifica con la diosa griega Afrodita y con la Astarté fenicia. Entre los acadios fue conocida como Ishtar. Según la mitología sumeria era hija de Nannar (Sin en acadio, dios de la Luna) y Ningal (la Gran Dama, la luna) y hermana gemela de Utu, conocido en acadio como Shamash. Su consorte fue Dumuzi (semidiós y héroe de Uruk).

miércoles, 11 de febrero de 2009

EL CEREBRO FEMENINO




Los hombres tienen 2,5 veces más de espacio cerebral dedicado al sexo

Ellas tienen mucho más espacio para las emociones.

Según la neuropsiquiatra norteamericana Louann Brizendine.

Afirma que existe una realidad femenina y otra masculina.

Según la neuropsiquiatra norteamericana Louann Brizendine, fundadora y directora de la Clínica Hormonal de la Mujeres de la Universidad de San Francisco, afirma que existe una realidad femenina y otra masculina cuya explicación reside en la biología.

En la presentación en España de su libro "El cerebro femenino" , la doctora explicó que la zona del cerebro en la que se forman las emociones y la memoria es mayor en las mujeres, mientras que los hombres reservan ese espacio para el impulso sexual y la agresividad.
"Todos nacemos con cerebro de mujer, pero a las ocho semans se produce un cambio. Se vuelve masculino si disminuye el centro de comunicación, reduce el córtex de la audición y hace dos veces mayor la parte del cerebro que procesa el sexo. Los pequeños testículos aparecen y empiezan a bombear testosterona. Sazonan el cerebro con ella. El cerebro femenino, en cambio, queda protegido".

Así, un varón tiene 2,5 veces más espacio en el cerebro dedicado al sexo que las mujeres, y otro buen porcentaje de más para la agresividad.

Otras de sus conclusiones son que el síndrome menstrual puede cambiar algunas partes del cerebro de la mujer hasta un 25% cada mes ( para ellas el mejor día del ciclo es aquel en que suben los estrógenos y baja la progesterona), que ellas tienen un 11% más de neuronas dedicadas a las comunicaciones y mucho más espacio para las emociones y que ellos son más racionales y autistas.

Afirma que no existen dos tipos de orgasmo. La vagina está conectada con el clítoris, de modo que el orgasmo corresponde por completo a este único órgano, en sintonia con los centros cerebrales del placer. El clitoris es un cerebro por debajo de la cintura. Afirma que Freud erró en algunas cosas. Muchas de sus pacientes llegaron a su consulta por ser frígidas y las etiquetaron como si algo fallara en su personalidad. Ahora sabemos que, simplemente, si baja tu nivel de testosterona, no tienes ningún interés en el sexo, o si eres menopáusica y baja la oxitocina. No hay más misterio.
Asegura que la puesta en marcha sexual de una mujer empieza por una desconexión del cerebro. De modo que la mujer, para tener un orgasmo, debe desconectar la amígdala, que esl centro del temor y la ansiedad en el cerebro. La desactiva de forma inconsciente y tiene un orgasmo.
Recuerda a las mujeres que los hombres están cableados al deseo y no deben acusarles por eso, pero si hacerles ver que para ellas lo interesante es hablar de sentimientos , los suyos y los tuyos.

Ellos cazan y ellas seleccionan.

Ellos buscan atractivo sexual; a ella les importa la seguridad y la estabilidad.

"Un hombre necesita sólo tres minutos de preliminares. Una mujer, 24 horas", concluye Brizendine.



EL CEREBRO FEMENINO
LOUANN BRIZENDINE

288 páginas15,5 x 23,2 cmRUSTICA
Precio18 €
ReferenciaONFI164
ISBN9788478719099
Género-
Sello Editorial / ColecciónRBA ENSAYO
Fecha de publicación 01/02/2007

jueves, 22 de enero de 2009

22 de Enero-LOS PILARES DEL TEMPLO FEMENINO






TARA VERDE:
Empiza a delegar, "Pide (incluyendome a mi)
que te ayuden, en vez de hacerlo todo sóla.

Mente-Silvana





AFRODITA:

Diosa Interior-"Despierta a la Diosa interior
a través de la danza, los cuidados a ti misma
y apreciando tu divinidad"

Corazón-Estrella





BAST:
Tu independencia es la base de tu fuerza
y éxito.

Instinto-Intuición-Vitalidad-Paquita




OSTARA

Fertilidad: Es el momento perfecto para que
empieces nuevos proyectos, accedas a nuevas
ideas y alumbres nuevas condiciones.

CREATIVIDAD-Carmina


Cada Diosa era para cada una, pero a la vez
para todas, aspectos a trabajar en nosotras
mismas.

4 pilares para el Templo Femenino, 4 MUJERES
descubriendo su DIVINIDAD MULTIDIMENSIONAL.

Cada carta un aspecto de nuestros 4 centros
motores del cuerpo.

MENTAL-CABEZA
EMOCIONAL-CORAZÓN
VITAL-VIENTRE
ACCIÓN-PIERNAS

La música de Jocelyn Pook, nos ha acompañado
durante 1 hora , música para desaparecer dentro
otra media hora, el trabajo de Danza ha sido
glorioso.

jueves, 8 de enero de 2009

PARTO COMPARTIDO


OS COMPARTO MI PARTO...

y después de doscientos noventa días de creación, de fusión...en esa casa entre el campo y el bosque me hice par; parí.

comenzó mientras dormía. soñé que llegaba un águila; alén nacía. después quedaba en mi vientre una niña que también había de salir, y resultaba más difícil.

me despierta el dolor; las contracciones son agudas y regulares; el mecanismo increíble de la naturaleza se ha despertado, no hay marcha atrás. siento excitación ante lo desconocido, es como prepararse para una gran fiesta en medio del dolor. sonrío, sonrío y gimo. me postro en el suelo con cada contracción - devuélvele a la tierra lo que es suyo- me doy cuenta de que me encuentro en un estado de ensoñación e hiperconsciencia. siento tanta serenidad y a la vez tanta energía que quiero quedarme aquí eternamente...quiero poder volver a este momento siempre que lo necesite. dejarse llevar, ¡disfrutar!, dejarse mecer, pero duele, me resisto, ahora viene, ahora se va - no luches contra el dolor, sumérjete en él- y me voy abriendo, voy comprendiendo, lloro de felicidad y algo luminoso estalla junto a mi ojo izquierdo. miro al padre de mi hijo y quiero regalarle el secreto, pero no puedo hablar. él ha comprendido, nos abrazamos. tengo que deshacerme de mi mente. sacudo con fuerza la cabeza, no puedo preguntar, ni saber, ni analizar,ni pensar. por eso hay penumbra; no hay momento del día, no hay adentro y afuera. creo que tengo que perder el control. no puedo parir con la cabeza, sólo puedo hacerlo con el cuerpo, con el instinto, y he de ir mucho más allá. me siento ligera aunque sigo inclinándome hacia el suelo. ah, son reverencias. ah, soy un animal. presa del pánico; de repente siento miedo ante la libertad. nadie me puede indicar si lo estoy haciendo de la manera correcta, porque no existe la manera correcta. vértigo, y liberación. más contracciones, grito sin restricciones, es salvaje. ¿y si es demasiado salvaje? ahora soy una niña. lloro, pregunto. necesito que me digan que lo estoy haciendo bien. me lo dicen, pero no me consuelo. me doy cuenta de que no sirve de nada. me siento sola y perdida, aturdida, casi siento rabia...y entonces dejo de buscar afuera; la única manera de seguir adelante es mirando y escuchando hacia dentro. más adentro, más adentro está la voz. ahí. ahora sí, todo es como tiene que ser. y continúo, más allá de la experiencia, del umbral del dolor, del tiempo, de todo lo conocido. es una experiencia iniciática. si supero esta prueba, habré crecido milenios. habré retrocedido hasta el principio mismo del cosmos. ahora hay un obstáculo; es alén, ¿no quiere nacer? pierdo mi identidad para que él pueda avanzar. tengo que hacerlo...pero entonces me difumino, me fundo, pierdo la fuerza, me desvanezco, me hundo. me voy abajo, muy adentro, demasiado...está oscuro y pesa. es la muerte; me dejo. hay alivio, pero no puedo descansar. temo no poder volver. temo por la vida de mi hijo, reacciono, me desespero; no tengo poder sobre mi cuerpo, estoy tan exhausta que ya no puedo conectar. tengo muchísimo miedo, tanto que digo la palabra hospital, tiemblo. suplico, me arrastro. me reincorporo con ayuda. me animan. tengo que poder. tengo que poder. y puedo. necesito agarrarme a la gente, a la carne, a la tierra, grito, no grito, soy un grito, ya no sé, estoy fuera de mí, empujo con una fuerza descomunal desde adentro... y mi hijo sale de mi. y ya no hay nada más. lo sostengo contra mi pecho, todo alrededor es dulce, es caliente, es una cabeza diminuta en mi mano, es un aullido extático, es sangre, palpita, se mueve...me mira fijamente; es un ser. se ha creado dentro de mí, ha nacido al mundo a través de mí; es mi hijo, pero no es mío. es la vida. es maravilloso. ¡lo he conseguido! sí, he muerto y no he vuelto; he ido más allá. he atravesado la puerta, y he nacido a una nueva vida junto a mi hijo.

Nerea Tatiana

TEMASKALI

Esta fue mi segunda experiencia con el temaskali, la primera fue mas primal, el vapor estaba demasiado caliente y sentí mucho pánico y ganas de salir de la cabaña circular, mi voluntad siempre es más fuerte que mi deseo, por lo que aguanté las cuatro puertas.

Esta segunda experiencia no tuvo nada que ver con la primera.

El vapor estuvo muy bien regulado, éramos un ying-yang perfecto, seis mujeres y seis hombres, me tocó sentarme en el medio, justo enfrente de la puerta y desde el principio sentí la conexión de lo femenino y lo masculino totalmente equilibrado.

En un sueño anterior me vi como me embarazaba y mi barriga se hinchaba hasta los 9 meses, en mi vientre sentí a los gemelos, un niño y una niña a punto de nacer, jugaban, hablaban y cantaban mantras dentro de mi , sentía su felicidad, me desperté sin concluir el parto.

En la primera puerta, empezaron los mantras lakotas, todo el mundo se aunó con cánticos diversos de diferentes tradiciones, hindúes, sufis, flamencos.

La belleza de las voces y la sincronicidad de las almas fue espectacular, desde el principio se consiguió una armonía exquisita, donde la unidad desde la diversidad fue completa, la belleza de la creatividad desde la libertad UNIFICADA.

Fue un viaje donde la magia estuvo conectada con el sonido, tuve visiones geométricas desde el principio, pero lo más destacado fue el sonido, los paquetes de información llegaban a través de la vibración..

Los cantos a Gaia, el sentir la hermandad unida a través de las voces retumbando en un espacio uterino compartido, con una acústica increíble que resonaba en las paredes de piedra del iglú, todo negro, oscuro, húmedo, femenino, pude hacer mis trabajos con los mudras intuitivos que siempre hago cuando alcanzo estados acrecentados de conciencia,

En la tercera puerta, cuando se abrió para cambiar las piedras de fuego, vi como tenía una triple alineación de fuego.

Estaba en el medio del iglú, en el centro las piedras calientes, en la entrada las piedra que iban a entrar al centro y fuera la gran hoguera encendida, la sensación de triple alineación me dio la conciencia de un momento poderoso y sentí que allí iba a tener lugar el parto que no pude concluir en mi sueño.

La puerta se cerró y le dije a la Dama del Grial que me acompañaba a mi izquierda, que me sujetara y ayudara energéticamente como puntal, a mi derecha estaba mi pareja, ya entrando en la línea masculina.

Vi que M. estaba en la puerta al lado de J, ella se posicionó en tomar y entregar, otra chica se colocó de una forma distinta pero muy conectada , sentí que conmigo el triangulo femenino estaba preparado.

J. era el guardián de la ceremonia, guiaba con algunas pautas muy sutiles el ritual, empezó a cantar de nuevo y sentí, vamos a parir el femenino-masculino equilibrado, para mi, para el grupo, para la Tierra, J. se silenció y desde mi corazón callado le dije:

-Continua necesito el sonido para el parto, como si me hubiese escuchado empezó a cantar, y todos le siguieron, también me incorporé a los sonidos, cogí la mano de la Dama del Grial y la de mi pareja, me abrí de piernas y empecé a parir, con los sonidos de respiración correspondientes de jadeo, mi amiga me acompañó hasta el final, pero mi pareja no me apoyó con los sonidos.

Más tarde cuando le pregunté ¿por qué no me había acompañado?, me dijo que le daba vergüenza, que creía que alguien se reía de mí.

Le contesté, nadie me veía, estaba completamente negro y los sonidos eran muy mezclados para saber quien era quien con los cantos.

Este parto fue glorioso, el momento tal vez irrepetible.

Mi amiga y yo salimos las últimas.

Selva

martes, 6 de enero de 2009

LIBEREN A LA DIOSA


¡LIBEREN A LA DIOSA!


escribe Gustavo Fernández

En ocasiones, las acciones no armónicas son más un pecado de omisión que de acción negativa. Por aquello de que "el camino del infierno está sembrado de buenas intenciones", la costumbre de distribuir gratuitamente perdón y amor a diestra y siniestra alimentqa monstruos y fantasmas. No se trata, siquiera, de seguir la huella de quien no hesitó en irrumpir a latigazo limpio entre los mercaderes del Templo; sólo, quizás, abrir los ojos y ver algunas realidades incómodas.
Escribí hace ya mucho tiempo que mientras religiones y creencias señalaban lícitos caminos de evolución espiritual, las "iglesias" (como dice su etimología, "ekklesía": "reunión de hombres"), es decir, la institución construida por humanos alrededor de la creencia es, de por sí, herramienta muchas veces funcional al Sistema dominante. Tambiébn muchas veces escribí (ver mi artículo "La doble moral de las iglesias: redescubriendo la Diosa Primordial", en AFR Nº 128) que no es original (pero no por ello menos cierto) que ciertas instituciones (como la Católica) fueron útiles a la hora de imponer el "machismo social", sepultar los ideales matriarcales y lunares, condenando al ostracismo a la femenidad espiritual. No seré redundante; con nostalgia descubro que luego de Dan Brown los emás, aunque lo hayamos escrito primero, paradójicamente llegamos tarde.

Sin embargo, si de veracidad histórica y evolución espiritual caminando tomados e la mano queremos hablar, toda oportunidad amerita señlar la manipulación ideológica a la que sistemáticamente es sometida la humanidad. En infinidad de coss, es cierto. Aquí, sólo referiré una: reprimir, desviar, disipar la inocultable presencia de la Diosa y su efecto en estos tiempos.

He mentido. Prometí no ser redundante, pero no puedo resistirme a la tentación de serlo. De señalar, una y otra y otra vez, cómo el sistema es ineluctablemente machista en lo genérico, lo formal y lo simbólico. Todas las iglesias "masivas" (porque "grandes" es un adjetivo que quizás les quede ídem) ha sometido ideológicamente a la mujer como acondicionamiento inevitable al sometimiento biológico y social. Ella, la mujer, a la cual (y no en todos los casos) superamos los hombres en fuerza física pues en los demás nos iguala o nois supera (piensen en la resistencia al dolor, por caso) han sido, por siglos, relegadas a esa blanda, pasiva y chillon imagen de película hollywoodense de los años '50. Y como explicara en aquél artículo de referencia, esto no es casual: tiene algo de conspiración.


¿Lobo está?

Ya se sabe: el truco del lobo disfrazado de piel de cordero no es nuevo. Pero seguirá siendo efectivo. En este caso, ahí tenemos un ejemplo: la iglesia católica "cobijando" la Magna Mater, el poderoso arquetipo femenino, expresión microcosmica de la grandeza macrocósmica de la Diosa, en ese ingenuo, pálido reflejo de la energía de la mujer que es la Virgen.
Ejemplos colaterales del "manto de inclusión" sobran. En Argentina, por caso, la creencia popular y transgresora en la presencia espiritual de un gaucho difunto, Antonio Cruz Gil, ha comenzado a ser "aceptado" (¿ha comenzado a ser aceptado?) por una Iglesia que ya lo menciona en sus misas, allá en su loalidad natal, Mercedes, en la provincia de Corrientes.
Una actitud que algunos han interpretado como de apertura ecleciástica, o de una iglesia que se aggiorna, o de una que comprende al pueblo. Pero pregunto yo, iconoclasta al fin: ¿Y si hubiera otra intención?. ¿Y si lo que se busca es descomprimir la energía de esa creencia popular al absorberla en la institución dominante?.

Se comprenderá mejor lo que quiero decir al vincularlo al dueto Diosa - Virgen María. Es lo que me pasó a mí mismo cuando, hace unas semanas y de visita en México, tuve oportunidad de ver la película "Las nieblas de Avalon". La recomiendo. En ella se propone con bastante originalidad una relectura del mito arturiano desde la óptica ya no machista de la Tabla Redonda sino tomando como prpotagonista principal a Morgana (si hay un rostro que expresa la magia de la mujer, ése es el de Julianna Margullies, la actriz que la encarna). Pues bien, las vicisitudes de la pobre Morgana acompañan el crecimiento de la religión cristiana en la región y, finalmente, el ocaso de la isla de Avalon y el culto de la Diosa. Pero la película culmina con una idea peligrosamente seductora: que la devoción a la Diosa sigue presente en la devociòn a la Virgen.


Este ejemplo estaría evidenciado como pocos otros casos en el culto a la Virgen de Guadalupe. Otros han teorizado en que se trata, en realidad, de la sublimaciòn del antiquísimo culto a Tonantzintlalli, la Madre Tierra. Y que los cientos de miles de peregrinos que todos los años concurren a la basílica mexicana en realidad estarían continuando de modo simbólico el culto ancestral e indigenista a la Tierra. Es una buena explicaciòn. Pero falla en un punto: la devota, el devoto que no tiene la menor idea qué era Tonantzin o que, teniéndola, reniega de ella (¿cuántos mexicanos hay que aún hoy se avergüenzan de su pasado glorioso?) pone sus energías, re forma renovada y redoblada, en el contexto católico.

Y, ¿por qué decía que era peligroso?. Porque la semejanza entre ambas devociones comienza y termina en que el personaje central es femenino. Y nada más. Al culto intenso, visceral, aguerrido, fértil y sobre todo, independista del hombre que es el culto a la Diosa se opone el culto a una mujer sufrida y sufriente, en eterno llanto y espera pero, sobre todo, subordinada a lo masculino por toda la eternidad: la Virgen María. Una expresiòn espiritual donde lo depresivo de la muerte campea hasta en su más común letanía ("Santa María madre de dios/ruega por nosotros/ ahra y en la hora de uestra muerte...")
Para ponerlo de otra forma. Sostengo que no solamente el culto mariano no reemplaza, no sucede, no sblima el culto a la Diosa sino que, por el contrario y precisamente, es diseñado e impulsado para absorber y diluir las energías femeninas que de encontrar su canalizaciòn en el culto a la Diosa vivificarían la pulsión ancestral de recuperar una presencia matriarcal y lunar absolutamente peligrosa para el ideario patriarcal y solar, es decir, masculino. Toda mujher que devociona a una imagen pasiva y dominada alimenta el aspecto más entrópico de la feminidad: el bíblico, el de la mujer que debe seguir al hombre, que le debe subordinaciòn hasta la estupidez, pensada y creada para engordar atada a cuatro paredes y su prole. La mujer independiente, lúcida, aguerridamente libre, activa y participativa pero, sobre todo, dueña de su vida, madre, mujer y ser espiritual al unísono sólo puede verse reflejada en un Arquetipo a la medida de sus sueños. El que brilla cuando libera a la Diosa interior.